Quantcast

Courtney Cox, arrepentida del excesivo bótox

Courteney Cox, la actriz que interpretó a Mónica en Friends, ha revelado que se arrepiente de los estragos de la cirugía estética en su rostro. La actriz, de 52 años, dice no encontrarse a gusto con el bótox que se puso para aparentar ser más joven. Cuando ve sus fotos de antes comparadas con las de ahora se da cuenta de que no le gusta su aspecto.

«Hacerse mayor no es algo fácil de asimilar. Pero he aprendido la lección. Mi problema fue que estaba tratando de ganarle la partida al envejecimiento y de mantenerme joven. Pero es algo que no puedes conseguir. Cuanto más te relajes y menos lo intentes… A veces no te das cuentas mientras lo estás haciendo, pero después ves una foto tuya y piensas: 'Oh dios, tengo un aspecto horrible'. He hecho cosas de las que me arrepiento y algunas de esas cosas se disuelven y desaparecerán con el paso del tiempo. Eso es algo bueno porque no siempre me han ayudado [los retoque estéticos] a tener mi mejor aspecto. Ahora tengo un nuevo lema: déjalo estar», ha dicho en el programa 'Running Wild With Bear Grylls' de Bear Grylls.

Las inseguridades que empujaron a la actriz a pasar por quirófano estaban relacionadas con la excesiva atención que la gente ponía sobre su físico. «No me siento abrumada por la fama, pero la gente puede ser muy mala en las redes sociales».