Quantcast

Yogur: así lo puedes hacer en casa sin una yogurtera

El yogur es un alimento sumamente nutritivo y posee grandes cantidades de proteínas animales, es rico en vitaminas y minerales y es un increíble aliado para preparar exquisitas recetas dulces y saladas.

La obtención del yogur se hace mediante la fermentación de la leche con los microorganismos propios que esta contiene, entre los que podemos mencionar: lactobacilos y estreptococos thermophilus.

El origen del yogur es incierto, ya que muchos investigadores lo ubican en Turquía, pero existen datos que indican que se pudo originar en Asia central Bulgaria o en los Balcanes.

Se sabe que el yogur es muy antiguo y se remonta al neolítico hace 10.000 años, cuando se transportaba la leche en sacos de piel de cabra a largas distancias. Durante este traslado, la leche con el calor y el contacto con la piel de cabra creaba las condiciones para el crecimiento de microorganismos propios.

Mientras más largos fueran los tiempos de duración del traslado, la leche se fermentaba y se convertía en una masa. Ante esto, una vez que la consumían agregaban nuevamente leche fresca para transportarla y por los residuos de la fermentación anterior se iniciaba nuevamente el ciclo que daba paso a la producción del yogur.

Usos del Yogur en la cocina

yogur

El yogur es un alimento que aparte de ser muy saludable y delicioso es muy versátil, ya que puede ser empleado para elaborar platos dulces y salados. Es fantástico para una merienda o un desayuno, su consumo es ideal para todo momento y se puede combinar con cualquier otro alimento como acompañante de helados y cereales.

¿Sabías que el yogur lo puedes usar para ablandar carnes y marinar?. Así es, gracias a los ácidos y al calcio que contiene, el yogur ayuda a romper las fibras de la carne, haciéndola más tierna.

Puedes usarlo para elaborar aderezos para tus ensaladas, como una rica salsa para tus sandwiches o para una riquísima tarta esponjosa. Los usos del yogur en la cocina son simplemente deliciosos.

En el desayuno puedes combinarlo con avena o con el cereal de tu preferencia, será una excelente alternativa para comenzar el día con full energía y un rico sabor.

Yogurt casero sin yogurtera: ¡Claro que es posible!

yogur

Preparar en casa un rico yogur sin utilizar una yogurtera es más fácil de lo que crees, no te pierdas esta sencilla receta que regala salud a tu cuerpo.

Ingredientes

leche
  • 1 litro de leche 
  • 125 ml de yogur natural

Preparación

leche hirviendo

1.- Vierte el litro de leche en una olla y colócala al fuego, verifica con un termómetro de cocina que llegue a unos 50° C. En caso de no contar con un termómetro, puedes introducir un dedo en la leche y esperas que esté caliente hasta que puedas soportar el calor; llegado a ese punto retira del fuego.

2.- Coloca el yogur en un bol y ve agregando la leche caliente poco a poco mientras revuelves para que se integren muy bien. Una vez integrados, tapa el bol con un buen trozo de papel film.

3.- Enciende el horno y espera que llegue a unos 50°C de temperatura, introduce el bol con la mezcla de yogur y leche en el horno y apaga el horno.

El yogur fermentará con el calor residual del horno. Deberás esperar 12 horas para que fermente completamente la leche y obtendrás un rico yogur natural. 

Beneficios de consumir yogur

yogur

Son innumerables los beneficios de consumir yogur regularmente; cada día los estudios científicos así lo demuestran, por ello hoy te mostraremos algunos de los beneficios de este delicioso alimento que aparte de ser un regalo al paladar nos provee de muchos beneficios para la salud.

  • Gracias a las bacterias sanas que contiene, el yogur es indicado para detener diarreas, ayuda al tránsito intestinal y es eficaz para mantener una adecuada salud bucal, contribuye a eliminar el mal aliento, previene las caries y las enfermedades de las encías.
  • Está ampliamente recomendado para personas mayores de 60 años, ya que se ha demostrado que ayuda a mantener los huesos sanos y fuertes, por esta razón ayuda a reducir hasta en un 30% el riesgo de sufrir osteoporosis.
  • En personas jóvenes, reduce las probabilidades de pérdida ósea a medida que envejecen.
  • En los niños que consumen regularmente yogur, se ha comprobado una densidad ósea mineral más alta que en aquellos que no lo hacen. Como consecuencia los que consumen yogur tendrán huesos menos propensos a fracturas.
  • El consumo de yogur de forma regular por parte de los adolescentes reduce significativamente los riesgos de desarrollar enfermedades cardiovasculares; así mismo, disminuye los riesgos de desarrollar sobrepeso y previene la diabetes tipo 2. 

Otros usos del yogur

beneficios

Por su versatilidad el yogur no debería faltar en ninguna casa, ya que puede ser empleado no solo para el consumo, sino que además tiene otros usos que quizás no conoces, aquí te nombramos algunos.

  • El yogur exfolia, nutre  e hidrata la piel, elimina el acné, reduce las arrugas y ayuda a curar quemaduras producidas por el sol o por fuego directo; esto, debido a su alto contenido de zinc que es un mineral que ayuda a la regeneración y cicatrización de la piel.
  • Tiene propiedades fungicidas por lo que es muy eficaz para combatir infecciones por hongos, es excelente para tratar la cándida vaginal y también se puede emplear para curar el afta bucal.
  • Se puede emplear como un acondicionador de cabello natural, ya que le aportará nutrientes y dejará el cabello con mucho brillo, su uso frecuente como acondicionador proporciona un cabello más suelto y fuerte. 
  • Blanqueador natural para los dientes, si frotas yogur en tus dientes diariamente cada vez que te cepilles, notaras como se blanquean de manera sorprendente, en un par de semanas notarás tus dientes más blancos y brillantes.

No lo pienses más. Y no permitas que el no contar con una yogurtera sea la excusa para no preparar en casa un saludable yogur natural.