Quantcast
martes, 9 agosto 2022 3:24

Las tácticas intimidatorias de Ceferin al Real Madrid, Barcelona y Juventus que le han salido ‘rana’

Con todo el lío ocasionado por las temporadas finalizando, la rabia y el rencor de Alexsander Ceferin, que representa a la UEFA, no ha disminuido en lo más mínimo. Pese al poco ruido que ha generado en las últimas semanas, lo cierto es que la guerra ocasionada por la Superliga Europea sigue más abierta que nunca. El presidente del máximo ente del fútbol europeo no ha retrocedido en lo más mínimo en sus medidas en contra del torneo elitista y excluyente que creó Florentino Pérez; por ese motivo sus amenazas y las críticas no han cesado desde que salió el comunicado anunciando la creación de la competición. El problema está en que con nueve clubes ya fuera de la ecuación y con el evento ya metido en una etapa de hibernación, Ceferin no desiste en querer acabar con cualquier rastro de sublevación.

La idea que tiene en mente el presidente de la UEFA es poner como ejemplo a los tres clubes que todavía insisten en que la Superliga Europea existe, Real Madrid, FC Barcelona y Juventus; por lo que buscará sancionarlos de la forma más terrible que se pueda imaginar, así dejará claro que no quiere más intentos de ese tipo en el futuro en contra de su institución y la Champions League. Ya Ceferin comentó que los castigos estarían organizados por niveles, pues en el caso de los equipos ingleses estos se retiraron rápidamente de la competición; pero para el Inter de Milan, AC Milan y Atlético de Madrid, si sería un poco más duro por tardar más tiempo. Luego de ellos ya vendría las sanciones para esos tres clubes que siguen revelados a instancias de un Florentino Pérez que insiste con que “quiere salvar al fútbol”.

Sancionarlos con la expulsión no cuela

Uefa Superliga

Pese a las múltiples entrevistas que ha dado el presidente del Real Madrid para hacer ver las bondades del torneo, algo que tampoco ha logrado hacer, y a los acercamientos que ha intentado Joan Laporta con Ceferin, este no quiere entender razones de los desertores y ya se está moviendo para castigarlos de la peor forma posible: su expulsión de toda competición europea durante los próximos dos años. Claro que para llevar a cabo esta sanción debe pasar por varias medidas primero, pero la idea es que no puedan jugar más en la Champions League; así les mostrarán que sin la competición que tanto denigran no les irá bien económicamente. Sin embargo, esta sanción parece que no cuela mucho; porque sería un lío tremendo y generaría muchas pérdidas en varios sentidos a la misma UEFA que tanto se empeña en defender.

Esta sería la sanción más dura que se pueda imaginar; el problema está en que un castigo de estas proporciones sería imposible llevar a cabo en la actualidad. Más allá de la arbitrariedad de un ente que se consideraría por encima de todo, también está que en términos legales tampoco es muy factible que se pueda llevar a cabo. Tal como han comentado algunos expertos legales en varios medios, no hay en el reglamento ninguna norma que vaya en contra y sancione este tipo de torneos. De tal forma que castigarlos por algo que en teoría no constituye un delito, si que le crearía problemas a Ceferin y a la UEFA. Eso sin contar que, así como le expresaron los tres clubes que insisten en la Superliga Europea, cualquier sanción de ese tipo se rebatiría con un recurso ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAD).

Ceferin y su expediente disciplinario

Sin muchas posibilidades de éxito y encerrado al no poder llevar a cabo el castigo que quiere, Ceferin no se ha quedado de brazos cruzados y ya ha tomado su otra medida; que no es más que la creación de un expediente disciplinario, por parte del Comité Disciplinario y Ético de la UEFA, contra Real Madrid, Barcelona y Juventus. El ente del fútbol europeo lanzó un comunicado en el que explica que inspectores de ética investigarán a estos clubes para determinar si cometieron realmente una falla. “De acuerdo con el artículo 31 (4) del Reglamento Disciplinario de la UEFA, hoy se han designado inspectores de ética y disciplina de la UEFA para llevar a cabo una investigación disciplinaria sobre una posible violación del marco legal de la UEFA por parte del Real Madrid, Barcelona y Juventus en relación con el proyecto de la llamada Superliga“, señala el comunicado.

Realmente, Ceferin quiere que paguen los clubes que generaron todo el enredo, pues igual habra algunas sanciones menores para el resto de fundadores que ya se salieron de la Superliga Europea; pero no quiere dejar que los tres equipos que siguen dentro, sobre todo el Real Madrid, se escapen sin recibir ningún tipo de escarmiento. No obstante, el expediente tampoco parece que tiene mucha fuerza, pues sigue sin haber una norma concreta que hayan quebrantado; por lo que es difícil que una sanción pueda llevarse a cabo. Ya los tres clubes comunicaron que esperan a que la FIFA y la UEFA esperen a que los procesos legales sigan su curso, mientras prosigue la creación de la Superliga Europea; esto al ver que cualquier tipo de penalización iría contra esos procesos. Pronto se sabrá que sucederá con este torneo, pero Ceferin no se rendirá hasta no ver a todos castigados.