Quantcast

Qué es la tricomoniasis

Es una infección que normalmente se transmite por mantener relaciones sexuales, de modo que está clasificada dentro del grupo de las ETS, y la sufren tanto los hombres como las mujeres, pero en el caso de las mujeres puede tener efectos bastante graves, por lo que es conveniente conocer de qué se trata, la forma en que puede ser transmitida, cuáles son sus síntomas y sus efectos y como puede ser evitada.

¿Cómo nos infectamos de tricomoniasis?

¿Cómo nos infectamos de tricomoniasis?

Como antes afirmamos, se transmite sexualmente, se encuentra entre las más chungas, y es provocada por haber contraído un parásito, que puede ser que en principio no produzca ningún síntoma, por lo que muchas personas pueden ser portadores del mismo sin saberlo. El causante es un protozoario parasitario diminuto que se transmite de una persona a otra.

No se ha podido determinar cuál es concretamente el lapso de incubación entre el momento en el que nos exponemos al mismo, y el momento en el que aparece la infección, pero se estima que se encuentra entre los cuatro días y los veintiocho días.

¿Quiénes son más propensos a contraer esta infección?

Tanto los hombres como las mujeres pueden contraerla, de modo que todos estamos propensos a adquirirla, por tanto, lo que deben tomarse en cuenta más bien son los factores de riesgo, entre los cuales incluyen:

  • Tener varias parejas sexuales al mismo tiempo
  • Poseer antecedentes de haber contraído infecciones por transmisión sexual.
  • Haber sufrido antes de tricomoniasis.
  • Sostener relaciones sexuales sin usar preservativos.

¿Cuáles son los síntomas en caso de tener esta infección?

Cuando la tricomoniasis es contraída y se desarrolla en hombres, es posible que no manifieste ningún síntoma, pero de hacerlo, los que se suelen presentar son:

  • Irritación en el interior del pene.
  • Tener secreciones en el pene.
  • Sufrir de sensación de ardor cuando se orina o después de que han eyaculado.

En el caso de que la infección sea contraída por una mujer, al igual que en los hombres, es posible que no manifiesta ningún síntoma en principio, pero cuando éstos se presentan, normalmente son:

  • Dolor o ardor cuando se orina o cuando se mantienen relaciones sexuales.
  • Picor, ardor o enrojecimiento en la zona de los genitales.
  • Presentar secreciones vaginales, que pueden ser de color verde, amarillo, gris o blanco y que tienen mal olor.
  • Sufrir de tricomoniasis puede hacer más fácil que las mujeres se infecten de VIH, que es el virus que ocasiona el SIDA.

¿Qué sucede cuando esta infección es contraída por una mujer en gestación?

Este es el supuesto más riesgoso, porque la manifestación de la infección puede provocar que las mujeres embarazadas:

  • Tengan un parto prematuro.
  • Que su bebé sea bajo de peso al momento de nacer.
  • Puede transmitir la infección al bebe al momento de pasar por el canal del parto.

¿Cómo puede evitarse contraer la infección de la tricomoniasis?

Cómo habrás podido darte cuenta, contraer esta infección es algo muy serio y en el caso de las mujeres embarazadas que se infecten, los efectos pueden llegar no solamente graves, sino que pueden resultar catastróficos para su bebé, de modo que deben tomarse todas las medidas de profilaxis que sean necesarias para impedir que este parásito ingrese a nuestro organismo, de modo que lo que podemos recomendarte que hagas es lo siguiente:

  • Practica la abstinencia sexual. Se recomienda mantener relaciones sexuales con una sola pareja, que además sea una persona en la que confíes y que no tenga otras parejas sexuales que puedan contagiarle, en todo caso, el uso de un preservativo al momento de sostener relaciones sexuales es la medida más recomendada.

Pero debes tener en cuenta una cosa importante y es que usar preservativos de látex sólo reduce los riesgos de contraer la infección, pero no los elimina por completo, en cuyo caso las medidas preventivas sociales son más eficaces, como por ejemplo, no mantener relaciones sociales con desconocidos, o con parejas ocasionales. Siempre será preferible tener una pareja sexual estable para eliminar estos riesgos, siempre que esa pareja también se abstenga de mantener relaciones sexuales casuales o esporádicas con otras parejas.

En caso de que tu pareja sea alérgica al látex, es posible usar preservativos de poliuretano, que también se encuentran disponibles en el mercado, y tienen la misma efectividad que los de látex. Algo que también se recomienda con mucha insistencia es no mantener sexo oral o anal con individuos de los que no estemos seguros sobre sus condiciones de salud y desconocemos si tienen una ETS que nos puedan transmitir.

¿Cómo puedo saber si tengo tricomoniasis?

¿Cómo puedo saber si tengo tricomoniasis?

Como uno de los principales síntomas es dolor o ardor al orinar, se puede confundir con una cistitis o infección urinaria, pero la única forma de estar seguros es realizar un análisis de laboratorio, porque es la manera correcta para poder determinar si tenemos tricomoniasis.

Así que ante la primera señal o síntoma, acude a tu médico para que ordene la realización del análisis pertinente, y si resulta que no es tricomoniasis, sino que es una cistitis, de todas maneras tienes que recibir un tratamiento para curarla, porque es otra enfermedad que tiene unos síntomas y unas consecuencias que pueden ser bastante serios también.

¿Cuál es el tratamiento para curar la tricomoniasis?

Si luego de realizado en examen de laboratorio se determina que efectivamente tienes esta infección, lo que va a hacer el médico es decirte que tienes que ponerse en contacto con tu pareja o parejas sexuales, porque se trata de una ETS y todos probablemente estén infectados, de modo que el tratamiento a seguir debe ser impuesto no sólo a ti mismo, sino a todos aquellos con los que hayas sostenido relaciones sexuales recientemente.

Debemos insistir en que no se trata de un capricho del médico por hacerte quedar mal, se trata de una medida de conciencia social, para evitar que se propaguen los contagios, y una vez que todos estén notificados, probablemente el tratamiento consistirá en una prescripción para una dosis grande de metronidazol, que se conoce como Flagyl en el mercado, o de tinidazol, que es conocido como Tindamax.

Además, por un tiempo deberás abstenerte de sostener relaciones sexuales, para evitar los casos de reinfección, y cuando el médico lo haya autorizado, podrás tener actividad sexual, pero siendo responsable y usando preservativos.