Quantcast

Sífilis, clamidia… las enfermedades de transmisión sexual más chungas

La sífilis y la clamidia son algunas de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) más conocidas, aunque no son los únicas que causan estragos a las personas que tienen la mala suerte de padecerlas. En muchos casos, una medida tan simple como usar el preservativo al practicar sexo es la más efectiva para evitar coger algunas de estas ETS.

A continuación, vamos a mostrarte cuáles son las enfermedades de transmisión más chugas y sus síntomas para que, en el caso de que te hayan pegado alguna, puedas distinguirla y comenzar su tratamiento.

SÍFILIS

Sífilis, clamidia... las enfermedades de transmisión sexual más chungas

La sífilis es una infección de transmisión sexual causada por una bacteria llamada Treponema pallidum. Esta bacteria causa la infección al penetrar en la piel o en las membranas mucosas rotas, por lo general de los genitales. Esta enfermedad se puede contraer cuando se mantienen relaciones sexuales sin preservativo con una persona la que tiene, a través de sexo anal, vaginal o por el sexo oral.

El período de incubación de la sífilis es de 14 a 21 días. Sus síntomas son una pequeña llaga abierta e indolora en los genitales, la boca, la piel o el recto que cura por sí sola en 3 a 6 semanas. Esta herida es la vía de entrada de la bacteria y hace que se multiplique en el cuerpo, provocando una erupción cutánea, generalmente en las palmas de las manos y plantas de los pies, y úlceras alrededor de la boca, la vagina o el pene.

Cuánto más tiempo se tarde en iniciar el tratamiento para combatir la sífilis, más difícil será la cura. La bacteria seguirá expandiéndose por el cuerpo haciendo que el enfermo tenga fiebre e indisposición. Por lo tanto, es muy importante utilizar el preservativo para evitar contagiarse de esta infección.