Quantcast

10 recetas fáciles y baratas para comer en el trabajo

Hay veces en las que es difícil pensar en qué recetas fáciles preparar para llevar al trabajo. Generalmente, se busca la practicidad y economía; y, si a esto le sumamos el factor tiempo, también se genera una sensación de bloqueo, ya que al llegar a casa después de una larga jornada laboral, lo que menos se desea es pasar mucho tiempo preparando el menú del día siguiente.

Una de las maneras en que mejor se optimiza el tiempo para la preparación de las comidas para llevar al trabajo es aplicar el batch cooking. No obstante, son muchos los que prefieren un plato recién preparado y que además sea fácil de hacer y barato. Pensando en esto, hoy te presento 10 recetas que serán tus favoritas.  Quédate hasta el final y conocerás alternativas deliciosas, rápidas y económicas.

Una de las recetas más balanceadas y económicas: pechuga de pollo a la plancha y arroz con verduras

La carne del pollo es una de las más versátiles y utilizadas para preparar platillos económicos y rápidos. Para aprovecharla y hacer un rico y saludable menú para el trabajo, solo necesitas tener: unas milanesas, sal, pimienta, aceite de oliva virgen extra y como contorno un rico y suelto arroz blanco.

Pon una plancha o sartén al fuego y vierte un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Cuando esté caliente, pon sobre ella la pechuga de pollo previamente salpimentada y deja que se cocine bien. Retírala cuando esté dorada y acompáñala con un arroz blanco cocido salteado con maíz en grano dulce de lata, pimiento rojo en pequeños cubos y tendrás lista una delicia en pocos minutos. Ahorra tiempo preparando el arroz sueltecito en microondas.

pollo y arroz