Quantcast

Empanadillas congeladas: el truco para que estén crujientes sin romperse

Las empanadillas son un plato muy socorrido para cualquier comida. Si las compras congeladas, solo tienes que freírlas y ya las puedes degustar. Al hablar de esto, a muchos se les viene a la memoria el sketch de Martes y Trece de las empanadillas de Móstoles y Encarna Sánchez.

Este plato está hecho de una masa rellena del alimento que se quiera en forma de media luna. Aunque normalmente son saladas, también pueden ser dulces y tomarse como postre. A continuación, te mostramos el truco para que las empanadillas congeladas estén crujientes sin romperse.

NO ES NECESARIO DESCONGELAR LAS EMPANADILLAS

Empanadillas congeladas: el truco para que estén crujientes sin romperse

Las empanadillas se pueden freír si están congeladas o a temperatura ambiente. Por este motivo, es un plato que se puede hacer cuando no tienes ganas de cocinar o no sabes qué hacer. Únicamente tienes que freírlas y ya están listas para comer.

Aunque no es necesario que descongeles las empanadillas, es recomendable que las saques del congelador y las dejes media hora a temperatura ambiente. De este modo, la masa de las empanadillas no va a sufrir a la hora de la fritura por exponerse a un cambio de temperatura tan brusco.