Quantcast

Empanadillas congeladas: el truco para que estén crujientes sin romperse

Las empanadillas son un plato muy socorrido para cualquier comida. Si las compras congeladas, solo tienes que freírlas y ya las puedes degustar. Al hablar de esto, a muchos se les viene a la memoria el sketch de Martes y Trece de las empanadillas de Móstoles y Encarna Sánchez.

Este plato está hecho de una masa rellena del alimento que se quiera en forma de media luna. Aunque normalmente son saladas, también pueden ser dulces y tomarse como postre. A continuación, te mostramos el truco para que las empanadillas congeladas estén crujientes sin romperse.

LOS TRUCOS PARA FREÍR EMPANADILLAS

Empanadillas congeladas: el truco para que estén crujientes sin romperse

La fritura de las empanadillas requiere mucha mano para que no se estropee la masa ni el relleno. Este proceso es muy importante para que este plato adquiera su característica textura, es decir, que esté crujiente por fuera y tierno por dentro.

Por lo que la fritura se tiene que realizar sin cometer errores que echen por tierra a las empanadillas. La masa fina de este plato puede deformarse y llegar a romperse si no se fríen bien. Si sucede algo así, es una señal muy clara de que no estás tratando bien el producto y, por tanto, no estás friendo las empanadillas correctamente.