Quantcast

Estos son los lugares abandonados más hermosos del mundo

La mayoría son lugares con un aura de miedo o de terror, pero en este artículo vamos a ver los lugares abandonados más hermosos del mundo. En lo primero que pensamos al ver un lugar abandonado es en el misterio que irradian, en el miedo o la tristeza de que alguna vez ese sitio estuvo habitado y ya no queda nadie. Algunos de esos lugares suelen ser sitios históricos abandonados por sucesos que han ocurrido a lo largo de los años. El mundo no solo está lleno de los monumentos que encontramos en las grandes ciudades, sino que la humanidad ha estado en la mayoría de lugares del planeta y ha dejado su huella aunque años después se abandonase. Precisamente este hecho hace que estos lugares tengan ese aura de misterio del que hablábamos antes, y por ello hemos recogido algunos de los lugares abandonados más impresionantes del mundo.

Si eres de esas personas a las que les gusta el misterio de los lugares abandonados, saca la libreta y apunta algunos de estos sitios porque cuando podamos volver a viajar seguro que querrás visitarlos.

Vamos a ver algunos de los lugares abandonados más bonitos del mundo:

Cristo del abismo (Italia)

Cristo del abismo (Italia), uno de los lugares abandonados más hermosos

Esta estatua de Jesucristo está hecha de bronce, y realmente no es un lugar abandonado propiamente dicho, ya que fue sumergido a propósito en 1954. El aura que rodea a esta estatua, se tengan creencias religiosas o no, es realmente evocadora, misteriosa y atrapa a cualquiera que lo vea. Si encima quien la visite es un apasionado del submarinismo, la fotografía o el misterio ya es una visita más que obligada.

La estatua se encuentra en la bahía de San Fruttuoso, entre Camogli y Portofino, en Liguria, Italia, justo bajo las aguas del monasterio de San Fruttuoso, mide 2,5 metros y como decíamos, la levantó el escultor Guido Galletti en 1954. Desde entonces, el cristo del abismo reposa bajo las aguas de la bahía vigilando todo lo que ocurre en el mediterráneo.