Quantcast

La isla de las tentaciones 3: por qué es el peor reality para ‘normalizar’ las relaciones tóxicas

La isla de las tentaciones 3 está en su punto álgido. En el reality de Telecinco, las parejas ya se han separado y están conociendo a los solteros. Todavía tienen el recuerdo muy fresco de sus parejas, por lo que les está costando soltarse y dejarse llevar.

En las relaciones de las parejas se observa como han normalizado muchas situaciones que no deberían pasar por alto. A continuación, te mostramos por qué La isla de las tentaciones 3 es el peor reality para normalizar las relaciones tóxicas.

CLAUDIA CERRÓ LA RELACIÓN ABIERTA POR NO QUERER COMPARTIR A RAÚL CON OTRAS CHICAS

raúl y claudia
Foto: Mediaset

La inseguridad es una característica común de todas las parejas participantes de La isla de las tentaciones 3. La relación de Claudia y Raúl no iba a ser la excepción, aunque tuvieran un etapa en la que eran una pareja abierta. La canaria le dio un ultimátum a su novio para cerrar la pareja y no volver a acostarse con otras personas.

Ellos habían llegado a un acuerdo en el que si se liaban con otra gente se lo contarían al otro, pero a la hora de la verdad ninguno de los dos fue sincero y se ocultaron que habían tenido relaciones con otras personas. A Raúl le costó cerrar la relación, pero acabó cediendo a regañadientes. Veremos si en La isla de las tentaciones 3 dejan sus inseguridades atrás.