Quantcast

Cómo aliviar el dolor de muelas con remedios caseros

Una sonrisa saludable no debería causarte ninguna molestia, por lo que siempre debes concertar una cita con tu dentista si tienes dolor de muelas.

POR QUÉ VIENE EL DOLOR DE MUELAS

A veces, un dolor en la parte posterior de la boca es el resultado de un problema subyacente grave que debe ser tratado por tu dentista de emergencia de inmediato.

Sin embargo, los culpables más comunes de esa sensación incómoda en tu sonrisa son simples problemas de salud bucal que pueden esperar a ser atendidos por tu dentista durante unos días. Aquí hay algunos remedios caseros que puedes usar para controlar tu dolor de muelas hasta que sea el momento de tu cita con el dentista.

Remedios caseros
Remedios caseros

ALIVIAR EL DOLOR DE MUELAS

1.) Enjuaga con agua salada

Disuelve una cucharadita de sal en un vaso de agua tibia y enjuaga tu boca con la solución durante 30 segundos. La sal es un desinfectante natural que puede aliviar la inflamación y eliminar cualquier bacteria dañina que pueda estar causando su malestar.

2.) Aplicar hielo o una compresa fría

Adormecer las partes de la boca puede aliviar el dolor y reducir la hinchazón. Puedes lograr esto aplicando una bolsa de hielo o una compresa fría en la mejilla durante 15 minutos a la vez.

3.) Lávate la boca con peróxido de hidrógeno

El peróxido de hidrógeno mata las bacterias, reduce la placa y ayuda a curar las encías sangrantes, pero ten mucho cuidado de no tragarlo. Dilúyelo en agua, agita la solución en tu boca y luego lávate la boca con agua corriente varias veces.

4.) Usa analgésicos de venta libre

Los analgésicos de venta libre como el ibuprofeno pueden ayudar a tratar el dolor y reducir la inflamación en la boca. Si alguna parte de la boca está sangrando, evita tomar analgésicos anticoagulantes como la aspirina.

hielo
Hielo

OTRAS ALTERNATIVAS MÁS

5.) Usa hilo dental alrededor de la muela adolorida

A veces, un dolor de muelas o una irritación de las encías puede ser el resultado de algo atrapado entre los dientes. Intenta usar hilo dental suavemente alrededor de tu diente dolorido para asegurarte de que no haya nada atascado allí.

6.) Coloca una bolsita de té negro o de menta

El té negro contiene taninos que pueden ayudar a reducir la hinchazón y el té de menta puede aliviar las encías sensibles. Para aplicar este remedio, coloca una bolsita de té tibia y húmeda directamente sobre el diente afectado para aliviarlo.

7.) Productos dentales especializados

Para tratar los dientes sensibles, intenta usar pastas dentales desensibilizantes, cepillos de dientes de cerdas ultra suaves y enjuagues bucales fluorados. Estos productos pueden aliviar el malestar, prevenir daños mayores y ayudar a fortalecer el esmalte.

8.) Usa una bola de algodón con aceite de clavo

El aceite de clavo es un antiséptico natural que se ha utilizado a lo largo de la historia para adormecer el dolor y reducir la inflamación. Frota una pequeña cantidad de aceite de clavo ligeramente diluido en una bola de algodón y colócala directamente sobre el diente dolorido.

Recuerda, incluso si puedes controlar las molestias en casa, siempre debes consultar a tu dentista por un dolor de muelas.

OTROS MÉTODOS PARA ALIVIAR EL DOLOR DE MUELAS

Pasta de jengibre y cayena

Tanto el jengibre como la pimienta de cayena tienen la reputación de ser analgésicos eficaces. Mezcla partes iguales de la especia y espolvorea un poco de agua hasta que se convierta en una pasta. Enrolla una bola de algodón sobre la pasta y luego aplícala en el diente hasta que el dolor desaparezca.

Menta

Al igual que el aceite de clavo, la menta tiene propiedades adormecedoras. Puedes aplicar unas gotas de aceite de menta en el diente. Alternativamente, puedes preparar té remojando una cucharadita de hojas secas de menta en una taza de agua caliente durante unos 20 minutos. Cuando el té se enfríe, agítalo alrededor de la boca. Luego, puedes escupirlo o tragarlo.

Otras alternativas
Otras alternativas

Peróxido de hidrógeno

El peróxido de hidrógeno puede matar bacterias y aliviar un poco el dolor. Simplemente haz buches con un trago de peróxido de hidrógeno al 3% y luego escúpelo. Enjuaga con agua corriente para eliminar el peróxido remanente de su boca.

Chicle

Si tu dolor de muelas es causado por un diente roto o pérdida de empaste, colocar chicle masticado y sin azúcar en el área podría ayudar. La encía puede proporcionar una medida de protección para el diente, por lo que es menos probable que las sustancias externas lo irriten.

Mirra

La mirra es un astringente que puede matar las bacterias y combatir la inflamación. Cocina a fuego lento una cucharadita de mirra en polvo en dos tazas de agua durante unos 30 minutos. Después de que se enfríe, agrega una cucharadita de la mezcla a media taza de agua y úsala para enjuagarte la boca.

Los remedios caseros anteriores no curarán la afección que genera el dolor de muelas, pero pueden aliviar el malestar hasta que puedas visitar a tu dentista.

Artículo anteriorQué es un tríptico
Artículo siguienteQué es la burundanga