Compartir

La hinchazón de pies es algo que afecta cada vez a más gente. Aunque pude deberse a alguna enfermedad (en este caso debes acudir al médico), lo normal es que se trate de uno de los muchos síntomas que pone de manifiesto nuestro cuerpo como consecuencia del ritmo y el estilo de vida que llevamos: los hábitos sedentarios, el exceso de peso, el estrés… Aunque también hay otros motivos, como el embarazo, los cambios hormonales, o la retención de líquidos.

Sea como sea, existen algunos remedios y consejos que se pueden seguir para luchar contra la hinchazón de pies cuando esta es persistente (no confundirla con una lesión puntual, para la que deberías ir al médico).

En primer lugar, una de las cosas más efectivas suele ser llevar una vida activa y una alimentación lo más sana posible. No es necesario que te machaques haciendo ejercicio, pero sí que lo practiques con moderación al menos un par de veces a la semana.

Por otro lado, es aconsejable que no pases muchas horas sentado o de pie en la misma posición. Si tienes que pasar muchas horas en la oficina, da paseos de vez en cuando, y procura mover los tobillos con movimientos circulares. Por el contrario, si tienes que trabajar de pie, intenta tomarte algún breve descanso.

Otro remedio muy efectivo pasa por caminar descalzos por la orilla del mar, para lograr que la circulación de nuestros pies y tobillos se reactive. Si no eres de los afortunados que tiene playa en su ciudad, hay otra cosa que puedes hacer para reducir la hinchazón de pies. Se trata de alternar baños de agua caliente y fría con un poco de sal.

Además, cuando tengas los pies metidos en agua con sal puedes recurrir a una pequeña pelotita para lograr que la circulación de toda la zona se active. Bastará con que la coloques debajo del pie y realices distintos movimientos con ella.

Otra cosa muy sencilla que deberías empezar a poner en práctica si sufres hinchazón de pies es el reposo. Al final del día, cuando te sientes un rato en el sofá a ver la tele o a leer procura poner los pies en alto durante al menos media hora o cuarenta minutos. Aunque parezca que no, tus pies te agradecerán este gesto. Y si además, durante las horas de sueño mantienes tus pies elevados por encima del nivel del corazón con ayuda de un cojín, mucho mejor.

Por último, otra cosa que debes probar como remedio contra la hinchazón de pies son los masajes con aceites esenciales, y naturales, o incluso con aceite de oliva.