Quantcast
sábado, 16 enero 2021 22:17

El calvario de Bale: toca fondo en su propia casa

Todos creían que la llegada de Gareth Bale al Tottenham sería la oportunidad perfecta para que el gales pudiera tener más minutos en la cancha y así poder mostrar todo su potencial, lo que no hizo con los pocos minutos que le dio Zidane en el Real Madrid pero no ha sido así.

Dos meses después,tras superar unos problemas en la rodilla lo que hizo que su incorporación al equipo fuera lenta. Bale pudo poco a poco ir ganando minutos e importancia jornada tras jornada y los aficionados solo esperaban el momento de ver la combinación de Son, Kane y Bale, con el imparable tridente que formarían los tres, pero aún no se hemos podido verlo. y en los últimos encuentros, los más importantes para el equipo, Mourinho lo ha dejado en el banquillo.

Y la última prueba que necesitábamos para saber que Bale no es protagonista en el líder del campeonato inglés fue el hecho de que en el partido contra el Chelsea disputado este fin de semana jugo cero minutos. Los mismos que contra el Manchester City. Ambos partidos los vio desde el banquillo, siendo ignorado totalmente por Mourinho, que tiene a jugadores como Bergwijn o Lucas Moura como sus primeras opciones para entrar a la cancha

Solo ha jugado en tres de los seis partidos en los que ha estado disponible en la Premier League, siendo apenas titular en uno, contra el West Brom. En los otros dos tuvo apariciones intermitentes y con pocos minutos. 

Sin embargo, la situación cambia totalmente entre semana cuando el Tottenham juega la Europa League. En competición europea, Bale es una pieza fija e inamovible en las alineaciones de Mourinho. Cuatro partidos y cuatro titularidades ante LASK, Royal Amberes y Ludogorest como local y visitante. Pero, el gales no culmina los partidos en todos ellos fue cambiado después del medio tiempo.

Y es que actualmente los números individuales de Bale no lo favorecen ya que ni ha marcado ni ha asistido en los 253 minutos que ha estado en la cancha. Lo que hace que no esté bajo el radar de Mourinho y sin tener suficientes razones para reclamar un hueco en el once titular pareciera que allí se quedara.

Banquillo

Dejar en la banca a un futbolista como Bale en choques donde los goles son la clave puede parecer un poco pretencioso, pero, hasta ahora, Gareth no ha logrado acompañar su buena actitud con estadísticas y al final sino las tienes, es muy poco probable que entres al campo.

Es que solo ha logrado un tanto en los 369 minutos que acumula, sin ninguna asistencia. El cabezazo contra el Brighton, ha sido su única aportación goleadora hasta el momento. Ha dejado expectativas y actitud, pero no termina de encajar y Mourinho, ya ha optado por opciones más frescas cuando las cosas se han puesto serias y le han funcionado por lo que es difícil que haga grandes cambios en la alineación cuando la que tiene le ha estado funcionando.

¿De nuevo al Madrid?

La gran incógnita es el futuro de Bale la próxima temporada. Cabe recordar que el galés aún es propiedad del Real Madrid y que su vínculo con el Tottenham sólo es de una cesión por un año. Al concluir la temporada, los de Mourinho deben decidir si quieren quedarse con el galés o por el contrario devolverlo al Bernabéu para terminar de cumplir su contrato con ellos.

[wpdevart_facebook_comment title_text="Comentarios de Facebook" order_type="social" title_text_color="#000000" title_text_font_size="22" title_text_font_famely="monospace" title_text_position="left" width="100%" bg_color="#d4d4d4" animation_effect="random" count_of_comments="2" ]