Quantcast

Qué es la fatiga

Seguramente, en más de una oportunidad tengas una sensación de que tienes una falta de energía, te sientes agotada o tienes síntomas de cansancio, entonces es posible que sufras de una condición a la que científicamente se la puede denominar como fatiga.

Como es muy probable que quieras conocer más sobre esta condición, hoy queremos comentarte sobre qué es la fatiga, como se produce, que debes hacer para dejar de sentirte fatigado y como puedes prevenir que tan condición vuelva a presentarse en tu organismo

¿Qué es la fatiga?

¿Qué es la fatiga?

Recibe también la denominación de agotamiento, extenuación, cansancio o letargo. Se trata de una sensación corporal que puede tener múltiples causas, una de ellas es que la fatiga puede ser una reacción normal pero relevante, causada cuando hemos realizado un gran esfuerzo físico, pero también suele presentarse cuando hemos estado expuestos a una situación emocionalmente estresante, pero también cuando sufrimos de aburrimiento o cuando no dormimos bien o no lo hacemos durante las horas que nuestro organismo necesita.

Aunque la fatiga es una sensación que es muy común, que generalmente no obedece a una dolencia de carácter serio, en los casos en que una persona la sienta por períodos muy prolongados, es posible que sea una señal de que se está padeciendo de algún trastorno metal o físico que puede ser más alarmante, en particular, cuando la sensación de fatiga no nos deja, a pesar de haber dormido bien, tener una dieta balanceada, o no estar sometido a una situación estresante constantemente.

Si este es tu caso, entonces lo que te recomendamos es que inmediatamente consultes con un médico, quien probablemente te ordene la realización de algunos análisis y pruebas para poder diagnosticar la dolencia de trasfondo que provoca que te sientas fatigado.

¿La fatiga y la somnolencia son lo mismo?

No. La fatiga es muy diferente. Mientras que la somnolencia es productor de descansar de manera ineficiente o insuficiente, la fatiga e la falta de motivación o de energía en el organismo. Lo que sí es cierto, es que la apatía, que quiere decir no tener interés por nada, y la somnolencia pueden formar parte de los síntomas que se sienten cuando se sufre de fatiga.

¿Cuáles son las causas de la fatiga?

La fatiga puede tener múltiples causas, entre las cuales se encuentran:

  • La anemia, inclusive la llamada anemia ferropénica.
  • Aflicción o depresión.
  • Deficiencias de hierro que no logran convertirse en anemia.
  • El consumo de algunos medicamentos, como antidepresivos y sedantes.
  • Padecer de dolor crónico o persistente.
  • Padecer de perturbaciones del sueño, como es el caso del insomnio, la narcolepsia o la apnea obstructiva.
  • Sufrir de hipertiroidismo o de hipotiroidismo
  • El consumo frecuente de bebidas alcohólicas o de sustancias psicotrópicas o estupefacientes, como es el caso de los narcóticos, sean legales o ilegales.
  • Le enfermedad de Addison, que es una condición que se produce en las glándulas suprarrenales, que ocasiona una insuficiencia de hormonas.
  • Trastornos alimenticios o anorexia.
  • La artritis, tanto en adultos como en jóvenes, como es el caso de la artritis reumatoide juvenil.
  • Enfermedades autoinmunes, entre las que se encuentra el lupus.
  • Diabetes.
  • Cáncer.
  • Fibromialgia.
  • Insuficiencias cardíacas.
  • Una infección que requiere de mucho tiempo para ser curada, como puede ser el caso de una endocarditis bacteriana, que es una infección que se presenta en el músculo miocardio, en las válvulas coronarias, infecciones de tipo parasitario, hepatitis, tuberculosis, VIH, sida o mononucleosis.
  • Dolencias renales.
  • Dolencias hepáticas
  • Desnutrición.
  • El consumo de algunos medicamentos que pueden ocasionar fatiga o somnolencia, como es el caso de los antihistamínicos que se toman en caso de una alergia, los que se toman cuando se sufre de tensión arterial, medicamentos para poder dormir, esteroides y diuréticos.

¿Esta condición puede presentarse de manera crónica?

¿Esta condición puede presentarse de manera crónica?

Por supuesto que existe, y se llama Síndrome de Fatiga Crónica, y para que una persona la padezca, sólo se requiere que sufra de los síntomas de la fatiga por un período de por lo menos seis meses, de forma ininterrumpida, sin que el debido descanso haga que se recupere. Además, hay que tener en cuenta que los síntomas de la fatiga pueden ser incrementados por una gran actividad física o cuando la persona se encuentra sometida a un gran estrés.

El diagnóstico de un Síndrome de Fatiga Crónica se hace tomando como base la existencia de una variedad concreta de síntomas, luego de que médicamente se ha descartado cualquier otra condición que pueda causar la fatiga. Y es bueno que sepas que científicamente se piensa que los síntomas cognitivos de Covid-19 persistente pueden deberse a la fatiga.

¿Cuáles son los síntomas de la fatiga?

Entre los síntomas de la fatiga se encuentran:

  • Debilidad que es inexplicable, en especial si está acompañada de fiebres o de pérdidas de peso sin estar a dieta.
  • Sufrir de estreñimiento.
  • Tener la piel reseca.
  • Ser intolerante al frío.
  • Incremento en el peso corporal.
  • Sufrir de períodos de vigilia durante la noche, porque se despierta muchas veces.
  • Jaquecas frecuentes.
  • Sentirse deprimido o triste.
  • Sufrir de insomnio

Pero si sufres de más de uno de estos síntomas, por un período de tiempo prolongado, lo que te recomendamos es que hagas una cita con tu doctor de inmediato, porque puede ser señal de que sufres del síndrome de fatiga crónica o cualquier otra dolencia que se está manifestando de esta manera.

¿Qué puedo esperar de esa consulta médica?

Lo normal es que te realicen un examen físico muy completo, revisando órganos como el corazón, ganglios linfáticos, tiroides, órganos del abdomen y sistema nervioso. Además, tendrás que informar al médico sobre tus costumbres de descanso, tus hábitos alimenticios y la forma en que te sientes.

Es común que el doctor ordene que se realicen análisis de laboratorio, que incluirán un examen completo de sangre, para descartar dolencias como la anemia, la diabetes, las dolencias inflamatorias e infecciones, así como un análisis de la actividad renal y hepática, el funcionamiento de la tiroides, y análisis de orina.

Una vez se tengan los resultados, se vuelve a la consulta del médico, para que, en función de los mismos, el doctor imponga el tratamiento que resulte conveniente para dejar de sentir esa sensación generalizada de fatiga y que puedas recuperar tu estado óptimo de salud.