Quantcast

El pueblo abandonado más bonito de España que alaban en todo el mundo

Los pueblos abandonados ya constituyen un paisaje más de España. Es triste reconocerlo, pero es así. La gran concentración de las poblaciones en grandes ciudades ha vaciado literalmente al resto de localidades. Unos pueblos que hablan por sus silenciosas calles donde podremos viajar al pasado para saber cómo fue la vida de sus habitantes antaño.

Y es que la tendencia que marcó la segunda mitad del siglo pasado sobre la emigración masiva a las ciudades ha dejado en el interior peninsular un enorme vacío que ahora llama la atención de muchos amantes de lo rural. Lo hacemos paseando por varios puntos de la geografía española, y algunos con ubicaciones realmente sorprendentes. Es más; entre ellos hay uno que está considerado como parte de los más fascinantes del mundo. Conocemos estos pueblos abandonados, pero también bonitos.

El Pueblo Viejo de Belchite en Zaragoza (Aragón), uno de los pueblos abandonados más espectaculares: «Se erige como un monumento a los que cayeron»

Belchite Viejo pueblos abandonados bonitos

Y es que son muchos los sitios abandonados que tienen algo que los hace especiales. La tendencia a las exploraciones urbanas va a más y son muchos los que, por los motivos que sea, sienten atracción por los sitios que una vez estuvieron llenos de vida y ahora se encuentran vacíos.

Es lo que ha hecho ver la cadena CNN con Belchite, que lo ha colocado entre los pueblos más fascinantes. En concreto, se trata del conocido como Pueblo Viejo de Belchite, del que es conocido por haber sido escenario de una de las batallas simbólicas de la guerra civil española, la batalla de Belchite.

Este fue asediado durante distintas semanas de 1937. Al final, el pueblo cayó en el bando republicano. Como consecuencia de los enfrentamientos, el pueblo fue destruido. En lugar de su reconstrucción, el régimen del dictador Francisco Franco decidió crear un pueblo nuevo al lado (hoy conocido como Belchite Nuevo), dejando intactas las ruinas del anterior como recuerdo de la guerra civil y de lo que se consideraron excesos del bando vencido. El conjunto, hoy en día abandonado y en parte cerrado al paso de personas, se ve como uno de los pueblos abandonados más bonitos que podemos tener hoy en España.

Situado en el sur de Zaragoza, a día de hoy lo encontramos abandonado de forma bastante similar a como quedó por aquel entonces. «Se erige como un monumento a los que cayeron, y las ruinas de su impresionante iglesia son particularmente impactantes», destaca la CNN.