Quantcast

Tarta de whisky: cómo hacerla y conseguir que sepa igual que la de marca

La tarta de whisky ha regresado con fuerza. Luego de haber sido todo un boom a finales de la década de los 70 y en los 80, esta tarta de sabor fuerte y glamoroso se ha propuesto volver y seducir los paladares de quienes caen rendidos ante un postre con licor. Si en algún momento te has deleitado al degustar un bizcocho borracho, tienes entonces que atreverte a preparar esta delicia que puede llegar a quedar igual o mejor que la de marca.

¿Te atreverías a seducir en la mesa con un postre hecho para triunfar?, si es así, presta atención a los sencillos pasos que debes seguir y date un exquisito placer dulce y tentador con un toque de licor.

 

Una crema de whisky sumamente deliciosa

Una vez que tengas lista la nata montada, mezcla en un bol aparte la leche condensada con el queso crema, el resto del whisky y la vainilla. Incorpora muy bien todos los ingredientes y comienza a verterlos muy despacio sobre la nata.

El proceso de añadir la mezcla sobre la nata montada debes hacerlo con extrema delicadeza, solo así evitarás que esta se baje. 

Tarta de whisky: cómo hacerla y conseguir que sepa igual que la de marca
Foto: Pixabay

Rellena la exquisita tarta de whisky

Cuando tengas la nata montada perfectamente integrada a la crema de whisky, será el momento de ponerla sobre la base que tienes en el molde.

Vierte la crema en el molde y con la ayuda de una espátula distribúyela de manera uniforme dejando pareja la superficie para que quede mejor al momento de presentarla. Mete la tarta en la nevera por al congelador por al menos un par de horas o hasta que esté completamente firme.