Quantcast

Tarta de whisky: cómo hacerla y conseguir que sepa igual que la de marca

La tarta de whisky ha regresado con fuerza. Luego de haber sido todo un boom a finales de la década de los 70 y en los 80, esta tarta de sabor fuerte y glamoroso se ha propuesto volver y seducir los paladares de quienes caen rendidos ante un postre con licor. Si en algún momento te has deleitado al degustar un bizcocho borracho, tienes entonces que atreverte a preparar esta delicia que puede llegar a quedar igual o mejor que la de marca.

¿Te atreverías a seducir en la mesa con un postre hecho para triunfar?, si es así, presta atención a los sencillos pasos que debes seguir y date un exquisito placer dulce y tentador con un toque de licor.

El furor de la tarta de whisky y su retorno

La tarta de whisky causo furor por varias décadas y de hecho llegó a ser servida en los principales restaurantes como un postre de sabor exquisito y aroma envolvente que seducía el paladar de todo aquel que la degustaba.

Al pasar el tiempo y al comenzar a surgir nuevos postres, esta tarta glamorosa comenzó a desaparecer del escenario. No obstante, ante un público que añora los sabores de hace algunos años y que se inclinan a disfrutar de sabores potentes, esta delicia seductora arremete con mayor fuerza.

Tarta de whisky: cómo hacerla y conseguir que sepa igual que la de marca
Foto: Pixabay

En el centro de una reunión, nada mejor que un postre con un delicado toque de licor

Ahora que comienzan las fechas de intercambios de obsequios y compartir en familia y con amigos de los más dulces momentos, nada mejor que poner en el centro de la mesa un postre que va a gustar a todos.

Con una combinación de sabores dulces y sutilmente picantones gracias al whisky, esta tarta se disfruta en cualquier ocasión; especialmente cuando de reuniones de adultos se trata, ya que por su fuerte sabor, está contraindicada para los más pequeños de la casa.