Quantcast

Así puedes hacer una pizza más ligera y digestiva en minutos

Todas, las recetas tradicionales que llenan los menús de la gastronomía mundial tienen algún plato que se les parece, el cual puede ser ligeramente diferente o tener diferencias muy marcadas. Tal es el caso de la pizza, esa divina tentación que tiene un interesante parentesco con la pinsa, una especie de “pizza” más digestiva y ligera, la cual es fácil de hacer y de amar, pues gracias a su sabor y textura solo querrás hacer las pizzas con este tipo de masa.

La pinsa y la pizza cuál de ellas fue primero

La pizza resulta ser el antecedente a lo que en la actualidad es servido como pinsa y que está generando tendencias en diferentes partes del mundo. Esta última es básicamente una adaptación de la primera, que resulta más ligera y crujiente. Sin embargo, la forma de pan aplanado data de épocas mucho más antiguas que cualquiera de estas dos preparaciones.

La forma de pan aplanado, nos haría viajar hacia la época en que los campesinos molían distintos tipos de cereales y los mezclaban con agua, dando forma a sencillos panes. Por su parte, la pinsa es una adaptación más saludable de la tradicional pizza y su masa resulta ser más sabrosa, digestiva, proteica y saludable. Uno de sus ingredientes es la harina de soja, y si se toma en consideración que este cereal no llego a tierras europeas, sino hasta el siglo XX, no hay lugar a dudas, la pinsa es una receta moderna.

Así puedes hacer una pizza más ligera y digestiva en minutos