Quantcast
miércoles, 26 enero 2022 13:23

Por qué el Barça sin Messi se va a hundir económicamente

Aunque todavía cuesta aceptarlo para muchos en el FC Barcelona, la verdad es que Lionel Messi ya no estará más en el equipo. Las negociaciones se rompieron de forma definitiva cuando todo el acuerdo para su permanencia, con un contrato de cinco campañas y 50% de rebaja de su salario, estaba listo; pero en el caso de poder inscribir al futbolista en LaLiga Santander era una historia completamente distinta. El límite salarial estaba siendo excedido en 110% a los ingresos del Barça, así lo explicó el propio Joan Laporta cuando salió a hablar ante los medios del adiós de Messi; la cuestión es que sin el argentino aún así sobrepasan en 95% ese límite, por lo que las cuentas siguen sin salirle de ninguna forma al conjunto azulgrana. Los problemas no paran de crecer y el club pasa horas muy grises justo antes de empezar el campeonato español.

Todo se ha hecho mucho peor y ha agrandado más el dolor con la rueda de prensa de Messi, pues en ella se vio lo desgarrado que estaba. El llanto se hizo presente en él, en algunos asistentes en el auditorio de la conferencia ante los medios y en millones de personas alrededor del mundo; pero en ella solo se confirmó que hay muchas dudas entorno a su salida. La única cosa que ha quedado clara es que el Barcelona está completamente arruinado y se pueden buscar muchos culpables, como Tebas, Laporta, el propio Messi, Bartomeu y otros jugadores; no obstante, todo se reduce en que la grave situación económica del club ha impedido que se quedara. Lo peor de todo el asunto es que los problemas económicos no parecen acabar con su salida; más bien apuntan a que se acrecentarán con el paso de los días.

Unas pérdidas millonarias sin Messi

Liga, fútbol y Premier League, términos deportivos más repetidos en Twitter al inicio de la pandemia
El adiós del argentino ya comienza a hacer daño

Para nadie es un secreto que Messi era una de las fuentes de ingresos más grandes que tenía el FC Barcelona; así que en ese sentido su marcha ocasionará muchos problemas. Aunque en un principio pueda parecer un alivio que no se tenga que pagar su enorme ficha, también será una loza muy pesada no contar con todos los aspectos positivos que generaba tenerlo en sus filas. Ya las cuentas comenzaron a aparecer y tal como explica Brand Finance, el adiós del crack argentino desde ahora genera unas pérdidas de 137 millones de euros debido a que el valor de marca del Barça disminuye sin su presencia. Eso sería una rebaja del 11% de los 1.266 millones de euros en los que estaría valorado el club; pero no todas las pérdidas quedan allí, las fugas económicas se seguirán agrandando más y más.

Según publicó ‘Sport’, el conjunto blaugrana perdería mucho en concepto de ingresos comerciales, unos 77 millones de euros; eso sin contar con que se perdería mucho también en lo que se refiere a venta de camisetas y otros productos que explotarán la imagen de Messi al máximo (gorras, bufandas…), en ese sentido la perdido rondaría los 43 millones de euros. La última forma en la que el Barcelona perdería dinero tras la salida de Messi sería una muy dolorosa pues involucra lo deportivo. El club se quedaría sin obtener una buena cifra por los partidos que el conjunto blaugrana juegue y otro más por los resultados que consigan en el terreno de juego, en eso perderán unos 17 millones de euros. Cada vez que se sacan las cuentas surge otro aspecto en el que el adiós de Messi afecta al club azulgrana y más a futuro.

El futuro del club queda comprometido

La Liga es la competición con más intensidad del planeta
Messi le hará falta al Barça

Las dificultades que genera la ausencia de Messi se empezarán a ver muy pronto. Obviamente en el terreno de juego sus compañeros lo van a sentir, pues con él en cancha se podían resolver partidos muy trabados; con su magia se tenía algún regate, un pase, esa asistencia increíble o un gol salvador, pero ahora todo eso no estará más del lado de los blaugranas. Sin embargo, en las arcas también se va a sentir mucho su ausencia; porque esos que celebran que su alta ficha no se pagará más, también deben saber que a futuro el equipo se quedará sin generar un montón de dinero debido a que no está. Esto se puede traducir a la hora en que la institución catalana busque nuevos sponsor que patrocinen al equipo o alguna marca que quiera hacer publicidad, todas darán un precio muy bajo al no estar el argentino.

Lógicamente las empresas no pagarán lo mismo al Barcelona para promocionarse con ellos si en la plantilla no está más el principal atractivo que hacía vistoso al club. Con la presencia de Messi en el equipo, este podía permitirse hacer grandes contratos con las empresas debido a que estas no se negarían; todo al saber que con el argentino era una ganancia segura. Ahora los contratos se negociarán muy a la baja o de plano no se harán por no estar el rosarino. De hecho, no sería descabellado pensar que desde ya algunas marcas estén renegociando sus contratos con el Barça tras la marcha de Messi. A partir de este momento, Laporta deberá luchar con todas las armas que tenga para hacer que el club vuelva a levantar cabeza en el aspecto económico y sin la figura del crack que tanto se va a extrañar.