Quantcast
lunes, 18 octubre 2021 22:17

Messi fuera del Barça: los verdaderos motivos por los que no renueva

Las horas siguen avanzando y todavía casi nadie lo puede creer, Lionel Messi no continuará en el FC Barcelona luego de romperse todas las negociaciones entre el club azulgrana y el jugador. Tras unas vacaciones placenteras del crack argentino, que pasó por Miami y luego por Ibiza, estaba previsto que a su regreso a Cataluña descansará y luego asistiera el 6 de agosto a firmar el nuevo contrato que lo unía al Barça durante las próximas cinco campañas. El acuerdo era total, desde la directiva que encabeza Joan Laporta, entorno del jugador, prensa y afición la alegría que se respiraba era muy grande; porque al fin se lograría esa firma que estaban luchando alcanzar por meses. Pese a que aún quedaba el escollo de la LaLiga Santander y el tema del límite salarial, la llegada de Messi solo hacía presagiar que ya se había resuelto, pero no era así.

Con el acuerdo ya listo, varios periodistas en Cataluña aseguraron que la sala de prensa ya estaba apartada en el Camp Nou; todo debido a que el viernes 6 de agosto sería la rueda de prensa para anunciar la permanencia de Messi. No obstante, primero debían resolverse algunos flecos antes y por eso el padre del futbolista, Jorge Messi, tuvo que asistir a una reunión en la tarde del jueves; pero allí fue que todo cambió. De esa reunión salieron todos enfadados, sin ganas de negociar más; con el entorno del futbolista comunicándose con el PSG para escuchar la oferta que ya le habían hecho y que había rechazado, y con el Barça lanzado el comunicado más frío y escueto que se recuerde para decir que todo había acabado. Aunque le echaron la culpa a LaLiga y la poca flexibilidad de esta, el problema va mucho más allá.

Unos problemas económicos muy graves

La situación del Barça es grave

Aunque para muchos era imposible, al final si que ha llegado el adiós de Messi. Si bien muchos comentaron que el futbolista estaría decepcionado por el bajo nivel del equipo y con este no podría conseguir todos los títulos que quiere; la realidad es mucho más compleja y pasa por la nefasta situación económica del club azulgrana. Tras la auditoria realizada por La porta y su directiva, se determinó que las pérdidas del Barça está campaña ascienden a más de 487 millones de euros; así que en ese sentido no pueden gastar más de lo que ingresan y de allí a que tengan que adecuarse al límite salarial impuesto por LaLiga Santander para proteger su salud económica. Sin embargo, eso es imposible debido al salario que obtiene el crack argentino y por eso la lucha estaba centrada en hacer que las cuentas cuadraran para poder inscribirlo.

Pese a que Messi aceptó rebajarse el 50% de su salario, que sería de 75 millones de euros, esto no es suficiente. Tal y como explicó Laporta en su rueda de prensa, sin pagarle al rosarino todavía se supera en un 95% el límite salarial. Así que descontando que Messi se bajara el sueldo a la mitad ni con eso bastaría. De allí a que el plan de hacerlo encajar fuera tan importante y al no lograrlo su permanencia se esfumó por completo. El Barcelona necesitaba que varios futbolistas con los salarios elevados, como Piqué, Alba o Busquets, se lo rebajaran; además de que otros en la misma situación pero que no cuentan para Koeman se fueran, como Umtiti o Pjanic; y que otros como Griezmann o Coutinho aceptaran la rebaja o buscaran equipo. Al no lograrse ninguno de estos objetivos, la salida de Messi estaba cantada.

Laporta no habría jugado limpio con Messi

El presidente azulgrana nunca fue claro

Todos esos motivos económicos que no se cumplieron habría hecho que al Barcelona desestimara la posibilidad de conseguir la firma de Messi; porque tal como explicó Laporta ante los medios la fecha límite para hacerlo era hasta el jueves, debido a que al pasar de allí ya sería ilógico que lograran todo lo demás para inscribirlo. Eso sin contar que el mandatario blaugrana rechaza la ayuda que el fondo de inversión CVC le está haciendo a la Liga y sin eso tampoco hace viable que el argentino pueda se contratado una vez más. Realmente con una economía tan maltrecha es imposible que encaje y de allí que viniera el último intento de Laporta por hacer que se quedara y que sería el último motivo por que no se logró que se quedara: le pidieron que cediera otra vez y se bajará el sueldo mucho más.

Según comentaron en ‘El Chiringuito de Jugones’, en la reunión que mantuvieron Laporta, directivos y Jorge Messi se le explicó que el acuerdo alcanzado no era suficiente y debía bajarse un 30% más; es decir, en total la ficha de Messi se rebajaría un 80%. Esto sentó muy mal al jugador y su entorno, pues se pensó que desde el principio se estuvo jugando con él; además de que no era el hecho de que pudiera rebajarse más el sueldo, la cosa es que nunca fueron claros desde el inicio de las negociaciones y se perdió mucho tiempo en lograr un acuerdo que aún así era imposible de cumplir. Sin contar con que con este tampoco se cumpliría con la Liga y la sensación era de que Laporta ganó las elecciones usando el nombre de Messi. Con esta decepción se acabó unión que se pensaba sería eterna.