Quantcast
sábado, 25 septiembre 2021 8:25

La solución de Florentino Pérez para no fichar a un central sustituto de Varane

Los hilos se siguen moviendo en el mercado de fichajes y Florentino Pérez sigue buscando la fórmula para levantar al Real Madrid del letargo en el que se encuentra. La economía del club merengue está algo comprometida tras la crisis económica ocasionada por la pandemia del coronavirus y eso ha obligado al equipo no solo ha quedarse un poco quieto en el verano; además de eso ha tenido que hacer algunos movimientos cuestionables para aligerar las arcas. El conjunto blanco no está en una situación tan grave como la del FC Barcelona; pero el mandatario de la escuadra capitalina se ha querido cuidar y para prevenir ha reducido salarios en algunas renovaciones, dejó marchar a Sergio Ramos tras este no aceptar la oferta de renovación que tenía sobre la mesa y ya, de forma oficial, traspasó a Raphael Varane al Machester United a cambio de 50 millones de euros.

Aunque no se sabe la cifra exacta por la que el Real Madrid dejó marchar a Varane, varios medios como ‘Marca’, ‘El Chiringuito de Jugones’ y ‘As’ hablan de que el traspaso se cerró en torno a esos 50 millones de euros, una cifra intermedia entre lo los 40 millones de euros que ofrecía el equipo inglés y los 70 millones de euros que pedía el Madrid. Todas las partes están satisfechas con el trato, con Varane obteniendo los 11 millones de euros de salario que Florentino Pérez no podía darle; pero sobre todo una escuadra blanca que, a pesar de perder a uno de sus titulares indiscutibles, se lleva una buena suma que le sirve para cuadrar cuentas y ahorrar un poco de acara a futuros fichajes. Sin embargo, precisamente es el hecho de quedarse sin una pieza en la zaga lo que hace temblar al madridismo.

Florentino Pérez confía en la plantilla que tiene

Florentino Pérez audios Real Madrid
El mandatario quiere apostar por lo que ya tiene

Con el Real Madrid pendiente solo de Kylian Mbappé como gran fichaje este verano, aún con las dificultades que parece que tendrá para cerrar el trato; la realidad es que es muy presumible que se queden con David Alaba como única contratación para esta temporada y el dinero se guarde para tratar de fichar en el verano de 2022. No obstante, lo mismo se había dicho cuando se ahorró el pasado verano y se espera que los grandes fichajes llegarán ahora; algo que no se ha cumplido. Pese a eso, el ser engañados una vez no es el único miedo del madridismo, también está el hecho de que perdieron a la defensa titular del último lustro en menos de un mes y tal como pintan las cosas, Florentino Pérez no parece tener la más mínima intención en invertir para remplazar a Varane en la zaga.

Todo apunta a que Florentino Pérez confiará plenamente en la plantilla que tiene el equipo hasta ahora y pondrá en manos de Carlo Ancelotti cómo estructurar la defensa para la próxima temporada. Eso sin contar que también hay algunos canteranos que utilizó Zinedine Zidane y que pueden ser de mucha utilidad para el entrenador italiano esta temporada; al punto de que alguno de ellos puede ser el elegido para completar los cuatro centrales con los que contará el trasalpino de cara al venidero curso. Esta apuesta no solo se puede asumir como un riesgo total, pues el Real Madrid ha dejado salir, por muchos beneficios económicos que eso trajera, a dos de los mejores cinco centrales del mundo y la que era una pareja consolidada. Sin embargo, las dificultades económicas y guardar el dinero para otros fichajes prioritarios hacen que se tome esta decisión.

Una decisión complicada en todos los sentidos

Nacho y Militao tienen la confianza del club

Si bien el panorama luce sombrío, pues tanto Sergio Ramos como Varane conformaron una gran defensa que pudo ganar todos los títulos posibles; esta decisión de Florentino Pérez viene tomada por el aire de esperanza que exhibió el equipo la campaña pasada. Con el sevillano lesionado casi todo el curso y con el francés dejando algunas lagunas defensivas, además de varias lesiones; la defensa estuvo a cargo de Eder Militao y Nacho Fernández. El brasileño era uno de los que se pedía a gritos que saliera en verano y Zidane ya se había rendido con él; pero tuvo su revancha y cuando parecía acabado resucitó ante un rival de jerarquía como el Liverpool para demostrar toda la calidad que atesora, asentarse en el 11 iniciar a partir de allí y cerrar una temporada magnífica con porterías invictas y hasta goles importantes. Todo un paso al frente.

Lo de Nacho también estuvo increíble, pues el canterano sobrepasó primero a Militao entre las preferencias de Zidane como tercer central; pero con las constantes lesiones de Sergio Ramos, los apagones de Varane y luego cuando el brasileño volvió a ser figura, el madrileño no perdió su sitió. Incluso su buena actuación le valió renovar con el equipo, lo que da muestra de la fe que se le tiene. Ambos lucen como buenas opciones para Ancelotti que además tendrá a David Alaba como refuerzo de lujo para la zaga; aunque tal como indicaron algunos medios, el austriaco no quiere jugar de central, pero el italiano sabrá convencerlo. Otros nombres como el de Jesús Vallejo o los canteranos Víctor Chust y Mario Gila también están en consideración. Florentino Pérez sabe que será difícil, pero se mantendrá firme en su confianza con esta plantilla.