Quantcast
jueves, 21 octubre 2021 22:48

El enemigo en casa: Las decisiones de Florentino Pérez que llevan al Real Madrid al desastre

Dicen que el tiempo lo cura todo, pero en el Real Madrid de Florentino Pérez las dudas siguen más que instaladas con respecto a este nuevo proyecto que ha armado el mandatario blanco de cara a la campaña 2021-2022. Pese a que esta nueva empresa ya empezó mal, al tener el adiós de Zinedine Zidane; la verdad es que el presidente merengue no se quedó llorando y a pesar de lamentar la pérdida de uno de sus pilares en muchos sentidos, tanto para la plantilla como su labor al pararse ante los medios, decidió remplazarlo pronto. El problema central de todo el asunto es que mientras pudo haber utilizado esta oportunidad del destino para reformar la idea y darle un aire fresco; nada de eso pareció que pasó por su cabeza. Así que para quedar bien tomó una decisión que tomó por sorpresa a muchos: contratar a Carlo Ancelotti.

Lo cierto es que Florentino Pérez parece decidido a no cambiar la fórmula que ha venido utilizando el club desde hace años, pese a que ya en esta última temporada, en la que el Real Madrid se quedó sin ganar ningún título, ya se ha visto que comienza a flaquear. La ocasión era la adecuada para apostar por algo distinto y el número de entrenadores disponibles era amplió, con Antonio Conte y Massimiliano Allegri a la cabeza; pero cuando menos se esperaba, el presidente blanco propuso el nombre de Ancelotti y este gustó al resto de dirigentes. Ya lo siguiente fue muy fácil, pues los contactos se dieron rápido y el italiano, cuyo estilo tranquilo y de llevarse bien con el vestuario es el mismo que del Zidane, aceptó regresar. Florentino Pérez desperdició la oportunidad y sus decisiones pueden acabar condenando al Madrid.

Zidane y la Superliga Europea aún duelen

La salida del francés no se dio de la mejor manera

El regreso de Ancelotti se podría convertir en un gran error; porque tal como sucedió con Zidane, ya quedó claro que las segundas partes no parecen ser muy buenas en Real Madrid. Ya con esa decisión puede haber condenado los intereses de los blancos; pero no ha sido ni por asomo el peor error que ha cometido Florentino Pérez en los últimos tiempos. Uno de los primeros sería la forma tan mala en la que se fue Zidane, pues el que ha sido el mejor entrenador en la historia reciente del club no puede despedirse sin más que un comunicado oficial; además de que todo empeoró con esa carta en la que el mandatario quedó en muy mal lugar. Allí en la misiva, el francés acusaba la falta de confianza del presidente blanco y las pocas oportunidades de armar un proyecto largo.

Eso de no escuchar parece que es algo que Florentino Pérez no solo hace con Zidane, también al mundo del fútbol no le prestaría atención, esto se ha visto con otro de sus errores: la creación de la Superliga Europea. El presidente del Real Madrid no solo se declaró el «salvador del fútbol», sino que pretendía hacerlo con un torneo elitista, cerrado y con solo unos pocos para, según sus palabras, repartir mejor las ganancias entre todos. Para Florentino Pérez, si los grandes ganaban, pues los equipos chicos también lo harían; sin embargo, su torneo no duró ni 24 horas antes de que una lluvia de críticas lo echara por la borda. Por ahora el torneo está paralizado y realmente todo ese asunto pudo haber generado muchos problemas al Real Madrid, que estuvo expuesto a sanciones graves por parte de la UEFA y la FIFA.

Florentino Pérez puede pagar lo de Ramos

Sergio Ramos pulso Florentino Pérez Real Madrid
El adiós de Sergio Ramos todavía pesa bastante

Junto a todos esos errores, otra decisión que puede terminar condenando al Real Madrid es la salida de Sergio Ramos. El de Camas no pudo llegar a un acuerdo para renovar su contrato, pues quería dos años y un aumento que el club no estaba dispuesto a darle. La situación económica del conjunto merengue no es la mejor y por eso solo le ofrecían un año, con su mismo salario (12 millones de euros anuales) y una reducción de ese salario del 10%. Para el defensor era una negociación clásica, pero Florentino Pérez estuvo claro de que esa era la única propuesta que haría; algo que quedó más que claro cuando el sevillano se arrepintió y le dijeron que esa oferta había caducado, así que debía marcharse. Perder a un hombre de la jerarquía de Sergio Ramos puede terminar pesando y será culpa del mandatario blanco.

Ya salida del andaluz es mala, pero perder a Raphael Varane sería otro golpe. El francés no quiere renovar y como entra en su último año de contrato, Florentino Pérez no va a perder tiempo y lo va a vender al mejor postor. Varios medios apuntan a que el Manchester United parece el club más interesado; no obstante, no parece lo más prudente deshacerse de un solo golpe de la pareja de centrales que ha actuado por casi una década juntos. Lo peor es que algunos mencionan que la idea es no fichar a nadie y darle la oportunidad a Jesús Vallejo, que vuelve de su cesión en el Granada en donde no pudo ni ser titular fijo. Nadie duda de que Florentino Pérez quiere lo mejor para el equipo, el problema es que con sus decisiones demuestra todo lo contrario.