Quantcast

Cómo hacer unas gambas al ajillo riquísimas en el microondas en menos de 10 minutos

Preparar gambas al ajillo no tiene por qué ser algo extenuante o muy dificultoso, las gambas tienen la virtud de ser un alimento que se cocina en muy poco tiempo y cuyo resultado de cocción siempre termina siendo un deleite para el paladar.

Eternamente presente en los mejores platillos, las gambas despiertan todos los sentidos solo con su divino aroma y una vez que probamos una, solo queremos degustar otra. Este crustáceo es uno de los preferidos a la hora de hacer una comida gustosa y su invitación es siempre al disfrute sin límites. Cuenta con muchas propiedades que favorecen la salud, y preparándolas de la manera correcta no representan ningún riesgo.

Con relación a comerlas al ajillo, lo más recomendable es hacerlas bien jugosas y haciéndolas en el microondas, el resultado es más que jugoso y delicioso.

Gambas al ajillo riquísimas y espectaculares en el microondas en menos de 10 minutos

Cómo hacer unas gambas al ajillo riquísimas en el microondas en menos de 10 minutos

Hacer unas gambas al ajillo nunca había sido tan fácil, en menos de 10 minutos tendrás un espectacular platillo para presentar bien caliente, con un rico aroma y un sabor extraordinario.

Anímate a preparar esta versión super rápida y deliciosa y no querrás hacerlos de otra manera.

Ingredientes

Ingredientes
  • 12 gambas
  • 4 dientes de ajo
  • Sal al gusto
  • Perejil fresco a tu gusto
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 1 guindilla seca (opcional)

Preparación

preparación

1.- Lava muy bien las gambas y pélalas, retira el intestino con la ayuda de un cuchillo. Limpiar las gambas es un proceso bastante sencillo que no te llevará tres segundos. 

2.- En un recipiente apto para microondas añade los 100 ml de aceite de oliva y los dientes de ajo cortados en finas láminas, si deseas el toque picante incorpora también la guindilla. Introduce en el microondas por un minuto y medio.

3.- Retira el envase con el aceite caliente y cuidando de no quemarte añade las gambas limpias. Espolvorea sal al gusto y remueve todo muy bien.

4.- Coloca una tapa al envase o cúbrelo con papel film apto para microondas.

5.- Introduce el envase al microondas y prográmalo a 800 W por un minuto y medio.

6.- Transcurrido el minuto y medio, verifica la cocción de las gambas, dependiendo de su tamaño será su cocción.

7.- Cuando las gambas estén perfectas, retíralas del microondas y remuévelas muy bien, añade perejil fresco picado y sírvelas inmediatamente.

Puedes añadir ¼ de taza de vino blanco antes de cocerlas y el sabor será realmente espectacular.

Acompaña estas exquisitas gambas al ajillo con un buen trozo de pan y a disfrutar, o sírvelas sobre una rica y fresca ensalada y dale un toque extra de sabor, calor y textura. Supremamente delicioso.

Muchas veces es tentador utilizar las cabezas de las gambas para hacer una especie de caldo que potencie el sabor, sin embargo esta práctica no es recomendable. Entérate de cuáles son los detalles por los que no debes utilizar las cabezas para hacer el caldo.

Consejos para consumir gambas sin riesgos

gambas

Comer este crustáceo resulta una experiencia realmente agradable, son muy sabrosas, tienen un olor súper tentador y son del tamaño perfecto para comer de pie y en compañía de un buen trago.

Las gambas al ajillo son un plato sumamente sencillo de preparar y muy pero muy gustoso. Por esta razón es importante mantener sus propiedades deliciosas intactas y evitar inconvenientes que estropeen su disfrute.

1.- Evita comprar mariscos en sitios que generen poca confianza. Decántate siempre por pescaderías en las que observes que las medidas de higiene son estrictas y en la que los alimentos sean presentados de forma correcta.

2.- Huye de sitios en los que no tengan las gambas correctamente refrigeradas.

3.- Si compras gambas frescas procura usarlas de inmediato, de lo contrario es mejor que las congeles durante al menos 24 horas.

4.- Al preparar gambas, mariscos en general o pescados, extrema las medidas de higiene durante su preparación.

5.- Escoge siempre gambas con cáscara brillante y firme.

6.- No prepares mariscos sobre tablas en las que generalmente picas frutas o verduras. Evita la contaminación cruzada.

7.- Enfría y refrigera rápidamente las gambas después de ser cocidas a menos que sean consumidas de inmediato.

8.- Nunca consumas gambas crudas.

Nunca compres estas gambas

en mal estado

Al momento de elegir las gambas, nunca compres las que luzcan de esta manera:

  • Caparazones desprendidos.
  • Carne desmenuzada o excesivamente flácida.
  • Olor muy fuerte parecido al amoniaco.
  • Que se encuentren sumergidas en líquido marrón.

¿Cuál es la mejor gamba?

tipos

Las dos variedades más consumidas en España son las blancas y las rojas. En el caso de las gambas blancas, estas se encuentran en las aguas atlánticas, mientras que las rojas se ubican hacia el Mediterráneo.

La blanca es de sabor delicado, mientras que la roja en cambio es de sabor intenso y salino. Según afirman muchos chefs, a la hora de elegirlas, las blancas quedan mejor para preparaciones a la plancha y el ajillo, mientras que las rojas quedan estupendas en preparaciones más elaboradas.

En el caso de las gambas al ajillo en microondas, es recomendable utilizar la variedad de este crustáceo blanca; con su rico y suave sabor y su forma rápida de cocción quedarán de lujo.
Con relación a su frescura, las frescas son siempre una mejor opción que las congeladas; estas son más jugosas y tienen más sabor; mientras que, las gambas congeladas pierden mucho de su sabor y jugosidad durante el proceso de descongelamiento.