Quantcast

Cómo curar un esguince

El esguince es aquella lesión que se produce tras doblar, torcer o girar de forma brusca el tobillo. Este movimiento brusco, puede estirar o desgarrar las bandas de ligamentos, que son los que ayudan a mantener los huesos del tobillo unidas.

Los ligamentos son aquellos que se encargan de estabilizar las articulaciones y son los que evitan los movimientos excesivos.

Lea TAMBIÉN:CÓMO SABER CUÁNTA LUZ CONSUMES Y EL PRECIO EN TU MÓVIL

Por ello se dice que el esguince de tobillo se genera cuando hay una fuerza de ligamentos, es decir, que excede su amplitud normal de movimiento. Por ello la mayoría de estos movimientos bruscos terminan en lesiones de ligamentos , de lado externo.

El esguince es una de las lesiones más comunes. Representa el 38% de las lesiones del aparato locomotor y 40-50% de las lesiones en baloncesto, 16-23% en fútbol y el 20% en atletismo.

En cuanto a su tratamiento, dependerá de cuan grave sea la lesión y los cuidados que tenga la persona afectada. Como se trata de una lesión que deja el tobillo adolorido, debe ser tratada con sumo cuidado.

Si el esguince no recibe un tratamiento adecuado y la persona afectada no mantiene el cuidado necesario, este puede afectar la forma de caminar de por vida. Casi siempre solo es necesario el cuidado persona y la ingesta de analgésicos.

¿El esguince es una lesión que podría empeorar sin tratamiento?

¿El esguince es una lesión que podría empeorar sin tratamiento?

El esguince como movimiento brusco o con más fuerza de lo debido, hace que los ligamentos se desgarren en forma total o parcial. Por ello casi siempre es necesario consultar con un doctor si hay dolores persistentes o imposibilidad de movimiento.

Casi siempre las lesiones son producidas por una caída que genera una torcedura en el tobillo, una caída mal apoyando un pié después de saltar o de girar. También al caminar o hacer ejercicio sobre una superficie irregular.

Puede producirse al correr, hacer cualquier ejercicio en el que hagas fuerzas con los pies, o incluso puede ser producido por otra persona. Que sin darse cuenta te pisa el pie durante una actividad deportiva.

En cuanto a los síntomas, estos varían de acuerdo a la gravedad de la lesión. Pero mayormente los síntomas que se generan son: dolor, en especial cuando soportas el peso sobre el pie afectado, dolor ligero al tocar el tobillo, hinchazón.

También hay presencia de hematomas, amplitud de movimiento limitada, inestabilidad en el tobillo o sonido y sensación de chasquido al momento de pisar el pié. En caso de que el esguince no se trate correctamente, puede quedar una dolencia de por vida.

Tratamiento adecuado tras padecer un esguince

Tratamiento adecuado tras padecer un esguince

Tal como hemos mencionado, el esguince es una lesión que si no tiene el correcto cuidado y atención, puede traer complicaciones a largo plazo.

Por esta razón es necesario atender y tratar un esquince correcto. Por lo tanto, para aliviar de forma inmediata las molestias para favorecer a la recuperación, debes tener en cuenta:

  • Debes guardar reposo. Con la finalidad de no empeorar la lesión, es necesario mantener reposo. No puedes forzar la articulación, no debes caminar, ni apoyar el pié bajo ninguna circunstancia. Utiliza muletas y evita forzar, recuerda que mientras más presión, más dolor y menos recuperación.
  • Utiliza hielo para desinflamar. Aplicar frío en la zona afectada puede ayudar a desinflamar y aliviar un poco el dolor. Recuerda colocar el hielo sobre un paño para que no lo apliques directamente sobre la piel.
  • Puedes dejarlo sobre la lesión durante 20 minutos y repetir el procedimiento cada 2 horas. Siempre las primeras 48 horas del esguince.
  • Eleva la zona afectada. Debes mantener el tobillo afectado en alto, esto ayudará a drenar y disminuir el malestar.
  • Comprime la zona. Para ayudar a aliviar, debes mantener el tobillo inmovilizado de forma parcial. Debes colocarla de manera que te permita realizar movimientos con normalidad, pero evitando que se produzca una nueva lesión o que empeore.

Solo si el esguince es grave, la inmovilización puede ser total, mayormente en estos casos la lesión debe ser tratada bajo supervisión médica. Esto con el fin de evitar daños mayores de ligamento.

El cuidado correcto es fundamental para una recuperación completa

El cuidado correcto es fundamental para una recuperación completa

Mayormente los esguinces se curan por completo en un periodo de dos semanas y dos meses, en función de la gravedad de la lesión. También puede aliviar la lesión la fisioterapia y los masajes, pero siempre y cuando sea bajo vigilancia y asesoría de un especialista.

Cuando hay una lesión es fundamental atender a las revisiones y observaciones médicas , recuerda que si llegase a existir terapia pero sin vigilancia de especialista, la lesión puede empeorar.

O en tal caso el esguince puede quedar mal curado y genera lo que se llama ‘inestabilidad crónica del tobillo’. Esto puede terminar afectando la forma de caminar de la persona afectada o causar malestar en otras zonas del cuerpo como la cadera o la espalda.