Quantcast
lunes, 16 mayo 2022 23:05

Leo Messi ‘en pausa’: la cláusula que puede acabar con el Barça

Poco a poco se acerca el 30 de junio y aunque Lionel Messi está 100% concentrado con la selección de Argentina para conquistar la Copa América que se está desarrollando en Brasil; sin embargo, hay algo que en el FC Barcelona nadie se atreve a olvidar y eso no es otra cosa que su renovación. Pese a que desde todos los medios, en todas las reuniones y en cada rincón de la Ciudad Condal se habla de que el crack argentino renovará con el conjunto azulgrana, que esto no termine de suceder empieza a despertar el pánico de muchos. Los que niegan todo y piensan que con haber ganado la Copa del Rey basta, son los que dicen que renovará seguro; del lado contrario están Joan Laporta y otros dirigentes que saben que deben cambiar muchas cosas en la plantilla tras una mala campaña y ellos si que están preocupados.

El plan diseñado por el mandatario blaugrana estaba muy claro, en él ya estaba listo el contrato y solo faltaba plasmar la firma de Messi. Su renovación es por dos años, enlos que exprimirá sus últimos años buenos en el Barcelona; otros dos años irá al Inter de Miami, para ser embajador del equipo azulgrana jugando en la MLS, vivir la experiencia junto a su familia en otro país, en otra cultura y con otro idioma; luego de su retiro regresará al Barça para ocupar un puesto en el área de fútbol. Es decir, el astro rosarino realmente firma un contrato vitalicio con la institución culé; pero todo depende de unos últimos flecos que tienen que ver como le pagarán su estratosférico salario; porque a pesar de aceptar que debe rebajarse la mitad del salario, el club quiere asegurarle que luego le pagará todo.

Messi molesto por una fuga

Lionel Messi / Barcelona
EL argentino quiere un equipo competitivo

Obviamente, el dinero es importante y es claro que Messi no jugará gratis en el Barcelona; pero la principal razón del argentino para quedarse en el equipo catalán es la confianza que le da Laporta con respecto a la creación de un equipo competitivo, que podrá luchar por todos los objetivos, que no hará el ridículo en Champions League como en los últimos años y que se mantendrá firme hasta el final en cada campaña. Para responder ante esas exigencias, el mandatario blugrana ya le ha dado al club cuatro nuevos fichajes siguiendo su plan de contrataciones de jugadores que acabaron contrato y de aquellos a precio asequible; así ya se fichó a Kun Agüero, Eric García, Memphis Depay y Emerson Royal. Todo va bien encaminado a hacer un equipo competitivo, pero que no ponga en peligro la endeble economía del Barça.

Pese a que los últimos esfuerzos de Laporta han mejorado al equipo; la verdad es que Messi no estaría del todo contento. Cierto es que la llegada de Agüero ha sido clave, la cuestión es que el argentino espera más y una buena adición para el Barcelona era la de Georginio Wijnaldum y ver que el equipo no la consiguiera lo habría enfadado mucho. Algunos medios destacan que el neerlandés no era muy del gusto de Messi, pues este podría tapar la progresión de otros jóvenes que destacan en el mediocampo; pero la realidad sería que el Wijnaldum hubiese encajado muy bien y que le habría dado mucha calidad al Barcelona. Sin embargo, la falta de potencial económico y la tardanza a la hora de decidir si ficharlo o no cansó al futbolista que terminó por aceptar la oferta de un PSG que fue mucho más directo.

Un anuncio que deberá seguir esperando

La Liga es la competición con más intensidad del planeta
Messi quedará libre muy pronto

Si bien la esperanza no disminuye y la gran mayoría piensa que Messi acabará renovando, si que preocupa que cosas así decepcionen al argentino y lo hagan cambiar de opinión. El equipo es tan competitivo tanto por los jugadores que tenga como por la confianza y respeto que impone frente a los demás; en ese sentido se falló estrepitosamente en todo cuando se intentó fichar a Wijnaldum y por esl PSG les ganó la partida. A raíz de eso todo con respecto a su renovación se habría apagado un poco, pues la decepción es algo que no se le pasa; igual el argentino se fue con su selección para jugar la Copa América en Brasil y dejó más aparcado aún el tema de su renovación. Todo es no le ha gustado a un Laporta que tiene la fe intacta, aunque el temor ya empieza a florecer.

Desde hace semanas que todo estaría preparado para anunciar la renovación, pero como no sucede lo más importante, que es la firma, este no se puede realizar. De hecho, la idea de Laporta era que Messi firmara todo antes del 24 junio; así usaría ese día, que es un día muy importante en Barcelona al ser festivo por Sant Joan, para mejorar mucho más la alegría del ambiente con la noticia de que el argentino ya era seguro que se quedaría en el equipo catalán durante muchos años más. Al no suceder esto antes del viajo del capitán azulgrana, ahora es muy probable que todo el acuerdo tiene que aguardar a que finalice la Copa América el 10 de julio; con eso habrán pasado unos días en los que Messi estaría oficialmente sin equipo. El acuerdo llegará, aunque mientras más rápido ocurra será mucho mejor para todos.