Quantcast

Cómo saber si te afecta la nueva factura de la luz

La nueva factura de la luz ha desencadenado muchas dudas y desconcierto. Como nunca antes tenemos que apelar al ahorro, y a un consumo eficiente de los recursos que tengamos en casa. Porque al final de mes, lo podemos lamentar si existe algún tipo de descuido.

A pesar que los españoles estamos familiarizados con el pago de servicios, ya es que es un proceso habitual. La realidad es que el Gobierno que preside Pedro Sánchez nos ha cambiado las señas. Todo esto con la entrada en vigor del nuevo cálculo en el servicio de energía eléctrica que funciona a través de picos horarios, donde la luz es más cara en unas horas que otras.

Sí, un duro gancho para el bolsillo de los ciudadanos. Asimismo, supone la formulación de estrategias para apuntarse a las labores cotidianas. Como es una medida que empezó a aplicarse desde el pasado 1 de junio del presente año, queremos explicarte cómo saber si te verás afectado con esta modalidad que ha caído por sorpresa, y es mejor que te adecues a ella desde ahora.

La factura de la luz por horas, un clamor para la ciudadanía

La factura de la luz por horas, un clamor para la ciudadanía

No es para menos, la llegada de la nueva factura de la luz ha causado malestar en la población. Además, el rechazo absoluto de las familias ante este panorama que impactará severamente el bolsillo. Aunado a ello, con la crisis económica que atraviesa el mundo, y España no se escapada de esta situación por los embates perpetrados por la COVID-19, no hay duda que, o se ahorra o se ahorra.

Una sola vía es la que les espera a las personas para tratar de pagar al menos algo que este ajuste a su poder adquisitivo y no sea tan elevada, ya que es el escenario que se viene.  El pánico ha reinado en estas primeras semanas.

Sobre todo, por los electrodomésticos, si toca usarlo a una hora determinada y en otras no. Cómo y cuándo hacer la comida, en qué momento conviene encender la plancha y demás artículos. Una odisea que hará cambiar muchos hábitos. Aunque hay que saber diferenciar qué tipo de luz se tiene contratada, si es la regulada o liberalizada, con el fin de determinar su impacto.