Quantcast

Melocotones en almíbar: errores que cometes y destrozan tu plato

Ya nos encontramos en junio y la temporada de melocotones está en pleno apogeo. Si de melocotones se trata, en España se cuenta con una amplia variedad de ellos; sin embargo los más famosos son los melocotones calanda. Lo que los hace tan famosos no es solamente su tamaño, sino también su dulzor exquisito y aroma embriagante.  

Los melocotones son una de las frutas preferidas por los españoles. No solo los disfrutan frescos, sino también en almíbar y como ingrediente estrella de muchos postres y preparaciones culinarias.

En vista de encontrarnos en la temporada perfecta de la cosecha, es el momento para preparar deliciosos melocotones en almíbar que nos acompañen cuando la temporada haya mermado.

Errores frecuentes al preparar melocotones en almíbar

melocotones en almíbar errores
Elegir melocotones golpeados estropea el resultado final

Al momento de preparar los melocotones en almíbar, hay una serie de errores que estropean significativamente el resultado. Presta atención a cuáles son los errores más comunes.

Elegir frutas muy maduras

Definitivamente este es uno de los errores más comunes. Muchas veces pensamos que mientras más madura este la fruta, será más dulce o de mejor sabor; esto no es así, los melocotones tienen que estar en su punto exacto, ni muy verdes ni muy maduros. De igual forma evita escoger aquellos que presenten golpes o picaduras. 

Elige siempre los de textura lisa y brillante, estos garantizan que se conservaran en mejor estado por mucho más tiempo. Si tienes melocotones muy maduros o con algunos golpes, no te preocupes, puedes utilizarlos perfectamente para preparar una rica mermelada.

No lavarlos

No lavar los melocotones a utilizar es un grave error; de hecho, puedes esterilizarlos para que estén perfectamente higienizados. Para esterilizarlos simplemente: lávalos bien y llévalos al fuego a 100° por un par de minuto solamente.

Olvidar retirar la semilla

En los casos de los melocotones es recomendable picar a la mitad y retirar la pepa o semilla, de esta forma no ocuparán más espacio del debido y también el resultado será mucho mejor en cuanto a la textura interna de la fruta.

Utilizar frascos sin esterilizar

Estamos ante un error que quizás muchas veces cometemos de forma inocente, a veces ante la emoción de estar preparando nuestros deliciosos melocotones en almíbar nos olvidamos de esterilizar nuestros frascos y una vez listos los melocotones le restamos importancia y decidimos envasarlos así, sin esterilizar.

Por inocente que sea este error, se debe evitar a toda costa. Un envase no esterilizado es caldo de cultivo para la proliferación de bacterias. De nada nos sirve hacer un trabajo excepcional al preparar nuestra conserva, si al final se estropeara por un descuido tan fácil de evitar.

No etiquetar

Etiquetar el frasco con la fecha exacta de preparación es sumamente necesario. Generalmente los melocotones en almíbar pueden durar hasta un año; sin embargo colocar la fecha es en verdad necesario para saber cuáles están más próximos a perder sus cualidades y de esta manera almacenarlos de forma correcta.

Preparar un almíbar muy aguado o muy espeso

Al momento de preparar el almíbar, este debe tener las proporciones correctas que son: 2 partes de agua por 1 parte de azúcar, es decir a un litro de agua se le añaden 500 gramos de azúcar.

Esta proporción para el almíbar aplica para frutas dulces como los melocotones, en caso de frutas un poco más ácidas, la proporción recomendada es 1×1; de hecho si prefieres un acabado más dulce en el melocotón, puedes prepararlo con esta proporción.

Te invito a preparar unos divinos melocotones en almíbar

melocotones en almíbar

Como ves, la mayoría de los errores que cometemos son completamente evitables. Te invito a preparar unos divinos y celestiales melocotones en almíbar con el siguiente paso a paso.

Ingredientes

  • 8 melocotones
  • 1 litro de agua
  • 500 gramos de azúcar blanca refinada
  • Frascos de vidrio con tapas, previamente esterilizados

Preparación

1.- Corta a la mitad, deshuesa y pela los melocotones y resérvalos.

2.- En una cacerola grande añade el agua y el azúcar, remueve hasta que el azúcar esté disuelta.

3.- Cuando el almíbar comience a hervir, retíralo del fuego.

4.- Llena los frascos de vidrio previamente esterilizados con las mitades de melocotón.

5.- Cubre la fruta con el almíbar, coloca la tapa y procede a poner los frascos boca abajo durante unos minutos.

6.- Lleva los frascos con los melocotones en almíbar a una olla con suficiente agua y ponlos a hervir por unos 5 a 8 minutos, transcurrido ese tiempo, estarán listos y solo debes etiquetarlos y guardarlos muy bien en un lugar oscuro, seco y fresco.

Trucos finales

melocotones en almíbar
Al momento de preparar ricas tartas, los melocotones en almíbar son una opción deliciosa

1.- Lo recomendable es esperar mínimo dos días para consumir o utilizar tus melocotones en almíbar.

2.- Si te sobro un poco de almíbar no lo deseches, puedes utilizarlo para humedecer bizcochos y tartas.

3.- Si lo deseas puedes aromatizar el almíbar; para ello, añade al momento de estar en cocción: ramas de canela, cáscaras de limón o naranja. Eso sí, recuerda retirarlos al culminar la cocción.

4.- Para quienes buscan un toque atrevido, pueden añadir unas gotitas del licor de su preferencia, pero sin exagerar en las cantidades, la intención es perfumar el almíbar, no sobrecargar la fruta con licor.
Puedes comerlos así solitos o acompañarlos de helado, tartas, otras frutas frescas, leche condensada o con lo que prefieras, al momento de disfrutar un platillo, nada mejor que la libertad de combinar sabores, olores, colores y texturas.