Quantcast

Cómo desarrollar una mente creativa

¿Qué es tener una mente creativa? Resulta curioso que la mayoría de las personas a quienes se les pregunta sobre cuánta capacidad creativa tienen, su respuesta será “cero”.

Todos los seres humanos tienen la capacidad de tener una mente creativa, algunos explotan más que otros, pero todos podemos. La creatividad es el impulso que tiene la mente de ingeniar, crear y solucionar problemas de una manera distinta.

Lea TAMBIÉN: CÓMO DEFINIR UNA ESTRATEGIA DE MARKETING

La mente creativa es aquella que puede realizar grandes obras a partir de un pensamiento. Dibujar, crear manualidades, construir, componer, escribir, diseñar y una gran cantidad de habilidades que solo la creatividad puede lograr.

Cuando decimos que todos los seres humanos tienen la capacidad de tener una mente creativa, decimos que todos tienen la capacidad de descubrir una nueva vía para solucionar algo. Para resolver alguna determinada situación o para alcanzar algún objetivo.

Hablamos de un proceso mental que nace de la imaginación y engloba varios procesos mentales entrelazados. La creatividad es un proceso que muy poco tiene explicación pero se desarrolla en el tiempo y se caracteriza por la originalidad, adaptabilidad y las posibilidades de realización.

Probablemente dirás que no tienes ni una gota de creatividad , pero debes saber que todos los seres humanos nacen con la capacidad de tener una mente creativa.

Cóctel de ideas para tener una mente creativa

Cóctel de ideas para tener una mente creativa

No existen secretos mágicos para alcanzar una mente creativa, pero existen hábitos que puedes comenzar a tener para darle espacio a la creatividad. Leer, pintar, escuchar música, pensar, evaluar tu espacio, tiempo, posibilidades.

Uno de los puntos importantes para dejar volar la imaginación es entender que tienes, al igual que miles de seres humanos, las posibilidades de hacer grandes cosas. La creatividad es un proceso de la mente que todo niño, adulto y anciano tiene la capacidad de desarrollar. Pero es necesario que la despiertes y el cambio de hábitos es fundamental.

Una mente creativa busca y es hambrienta de conocimiento. Por ello no te quedes en lo que sabes, expande los horizontes. Buscar grupos de lectura , artísticas, psicólogos, personas que tengan criterios diferentes que te hablen de cualquier cantidad de temas que te sean de utilidad.

Comienza a cambiar el lugar de trabajo, rediseña, cambia de espacio, busca una variedad incluso en lo que comes a diario. Acude a lugares diferentes, toma un descanso para admirar el arte , y conecta con lo nuevo que te rodea. Probablemente esto para muchos puede ser algo totalmente distante a lo que se quiere, pero cuando el ser humano ve espacios diferentes cambian muchas cosas.

La mente creativa trata de tener nuevas ideas, frescas, innovadoras, estas se obtienen del conocimiento, ya sea a través de libros o de espacios que te rodean. Cuando tomas el tiempo para ver algo nuevo, probar y admirar, la mente tiene una capacidad de imaginar cientos de posibilidades.

Piensa en posibilidades

Piensa en posibilidades

Una mente creativa piensa en posibilidades sin importar la complejidad. La mayoría de las buenas ideas se escapan solo por hecho de ver el 90% de la imposibilidad que desde luego es arropado por las dificultades.

El ser humano aún teniendo un 10% de posibilidad, se enfoca solo en las imposibilidades. Para que esto no ocurra debes expandir tu mente, tener en cuenta que arriesgarse está bien y que no siempre puede salir como deseas. Pero probablemente saldrá algo genial que cautive.

Aquellas personas que diseñan quizá saben que no siempre un diseño puede ser bueno, pero están seguras que siempre habrá algo mejor o habrá algo genial que cautive.

Para dar espacio a una mente creativa debes estar dispuesto a tomar retos, escuchar, aprender, comenzar (sin importar los errores). Recuerda que cada falla forma parte del proceso creativo, si no te equivocas no aprendes, y si no aprendes no innovas.

Práctica y observación. Mantente ocupado en asuntos que sean de interés , nuevos y frescos, esos que permitan cambiar conceptos en cuestiones de segundos. Pero que también te permitan generar respuesta en segundos.

Toma tu tiempo, anota todo lo que consideres conveniente. Esto ayudará a generar lluvias de ideas en el momento del proceso creativo. Escucha las opciones de otros, respuestas, opiniones y saca las propias, de esta manera irás creando espacio en tu cerebro para la variedad de pensamiento.

Es casi seguro que durante la búsqueda de una mente creativa sientas que no hay respuesta. Debes mantener la calma, todo llega en el justo momento. Para aumentar la creatividad es necesario que dejes a un lado el estrés y el encierro mental. Aprovecha los tiempos a solas, las actividades, conversaciones, todo para sacarle provecho. No te presiones ni presiones a tu capacidad, la creatividad no muere.

Anotaciones que no debes olvidar para tener una mente creativa

Anotaciones que no debes olvidar para tener una mente creativa

Toma en cuenta que para tener una mente creativa debes dejar que la imaginación vuele. Por ello realiza estas actividades:

  • Visita museos
  • Ve a los parques
  • Come en lugares diferentes
  • Escucha música nueva
  • Pinta
  • Toma fotografías
  • Realiza anotaciones
  • Deja que las ideas florezcan.