Quantcast

Cómo hacer el Gua bao, el bocadillo sin calorías

Dentro del continente asiático podemos encontrar una multitud de cosas interesantes, las cuales van desde la cultura, la forma de comunicarse, los valores, y por supuesto, la gastronomía, un punto que para muchos puede ser el más importante entre todos los mencionados. Sabemos que conoces los almussafes, que son bocadillos valencianos, o pulguita, que es un bocadillo de pollo y bacon, pero ahora queremos que trates con otras culturas.

Tan importante ha sido la globalización, que en nuestro país ha adoptado gran parte de su cocina, haciendo suyo mucho de los platillos provenientes del continente milenario. Tal ha sido el caso de la cocina taiwanesa, específicamente respecto al Gua Bao, también conocido como bao bun, bao al vapor, o simplemente como hamburguesa taiwanesa. El día de hoy te enseñaremos a prepararlo de una manera muy sencilla, para que de esta forma puedas disfrutar de este delicioso plato si morir en el intento.

¿Qué es el Gua bao?

¿Qué es el Gua bao?

Como bien te dijimos, una gran variedad de platillos asiáticos se han ido estableciendo en las mesas de los restaurantes españoles, bien sean casos como el ramen, sushi, el arroz chino, u otros exponentes. Sin embargo, en los últimos años se ha popularizado mucho el consumo del plato del que te estamos hablando el día de hoy: el Gua bao.

Este plato consiste en un bocadillo hecho de una masa en base a harina de trigo, levadura, agua, aceite, vinagre, sal y leche cocinada al vapor. Este se presenta normalmente en una presentación donde se pliega y se rellena de carne de cerdo, cilantro, encurtido de repollo chino o saun cai y maní molido. Sin embargo, la receta es bastante flexible con respecto al relleno que se le puede colocar.

La historia detrás del Gua bao

La historia detrás del Gua bao

Este plato presenta una historia bastante interesante, la cual se remonta al periodo de los tres reinos (220-280). Luego de que los bárbaros del sur fueran derrotados por el ejército del jefe militar chino Zhugue Liang, el batallón regresó a casa. Durante este acontecimiento, se encontraron con que debían cruzar un río muy peligroso, por lo tanto, según la tradición, tenían que sacrificar las cabezas de 50 hombres y lanzarlas al río con la intención de apaciguar los espíritus que allí se encontraban.

A Liang, le pareció una exageración el sacrificio de estos 50 hombres, por lo que decidió sacrificar la cabeza de 50 animales de ganado. En base a ellos, comenzó a elaborar bollos con forma de cabeza humana, los cuales dejó flotando en las aguas del río para hacer parecer que se trataba de cabezas de humanos. 

Otro dato interesante acerca de esta receta es que la masa de estos panes es denominada mantou, lo cual se traduce como “cabezas de bárbaro”.

¿Cómo hacer un Gua bao?

¿Cómo hacer un Gua bao?

Lo primero que haremos será dividir la receta en dos. Por un lado, aprenderás a cocinar el pan, mientras que por otro, te enseñaremos a preparar el relleno.

Ingredientes para el pan

Para la elaboración de cuatro panecillos, vas a utilizar:

  • 140 gramos de harina
  • 5 gramos de levadura fresca
  • Un cuarto de cucharadita de sal
  • Una cucharada de azúcar
  • Un cuarto de cucharadita de levadura
  • 30 ml de agua
  • 60 ml de leche completa
  • 15 ml de aceite de girasol

Preparación

Lo primero que tendrás que hacer será buscar un bol, en el cual colocarás la harina, la levadura, la sal y el azúcar. Mezcla todo muy bien, de manera que se forme un solo ingrediente. Tras esto, añade la leche junto con el aceite y el agua, deberás mezclar todo con bastante velocidad y energía para que no se vayan a crear grupos.

Cuando llegue el momento, comienza a amasar por un periodo de entre 5 y 10 minutos, hasta que obtengas una masa lisa y libre de algún tipo de grumo. Tapa esta masa con un paño y déjala reposar por una hora, tiempo en el que debería aumentar el doble de su tamaño.

Cuando este tiempo transcurra, vuelve a amasar y divide todo en cuatro bollos, aplana con un rodillo hasta obtener cuatro óvalos, tápalos nuevamente con un paño, y déjalos reposar por treinta minutos más, en este período deberían de esponjarse.

Una vez hecho esto, procede a cocinar estos panecillos. Para eso, colócalos en una vaporera por aproximadamente entre 10 y 15 minutos. Sin embargo, es conveniente que no abras la vaporera hasta 10 minutos después para evitar que pierdan su aspecto esponjoso.

Ingredientes para el relleno de panceta

Si quieres realizar un relleno de panceta, te presentamos los siguientes ingredientes:

  • 250 gramos de panceta de cerdo
  • Una col
  • Un tomate
  • Una cebolleta en vinagre
  • 2 dientes de ajo
  • 3 cucharadas de salsa de soja
  • Medio vaso de vino blanco
  • Una pieza de jengibre fresco
  • Una cucharada de 5 especias en polvo
  • 3 cucharadas de vinagre
  • Pepinillos encurtidos
  • Una cucharada de miel
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación

Sella la pieza de panceta en una cazuela. Por otro lado, toma un bol y coloca el ajo rallado, la miel, el vino blanco, el jengibre, las 5 especias y el vinagre, luego mezcla todo muy bien. Luego cubre la panceta con agua y añade la mezcla que acabas de hacer. Lleva todo esto a la estufa, tapa la cazuela y déjalo cocinar por un periodo aproximado de 2 horas.

Cuando ya esté cocida, retira del fuego, saca la panceta, y cuela la salsa para reservarla. Luego saltea la col con un poco de sal en una sartén con aceite de oliva y procede a reservarlo también. Para terminar, filetea en lonjas la panceta, cúbrela con salsa y  colócala sobre los panes. Luego añade la col, la cebolleta el tomate en rodajas y los pepinillos.

También puedes realizar otras presentaciones, como por ejemplo de carne de ternera, o de gambas y verduras. La imaginación puede llegar a ser el límite con este tipo de recetas, solo debes buscar un buen acompañante para este panecillo, aunque si deseas que quede fiel a la tradición, te aconsejamos que los realices de una de las tres opciones que te mencionamos.

De esta manera podrás preparar Gua bao de una manera muy sencilla y  deleitar a los tuyos con lo mejor de la cocina asiática.