Quantcast

Cómo tratar la dislexia

La dislexia es un trastorno que supone la dificultad de una persona para leer. Este problema surge debido a la dificultad de la persona de identificar sonidos del habla y de comprensión.

La dislexia es una dificultad de lectura que afecta a las zonas del cerebro que se encargan de procesar el lenguaje. Aunque es un trastorno, la mayoría de las personas que lo padecen tienen una inteligencia normal.

Lea TAMBIÉN: CÓMO HACER FLEXIONES PERFECTAS SIN ERRORES

También tienen visión y un desarrollo bastante normal, solo que muchos de los niños y jóvenes que tienen dislexia , deben recibir ayuda de un tutor o tener un programa de enseñanza especializado.

La dislexia no tiene cura. Solo su evaluación e intervención de forma temprana generará las actuaciones a tiempo y por ende tener resultados favorables a tiempo. Muchas veces que una persona tenga dislexia no significa que puede ser diagnosticada a temprana edad, algunos casos son identificados en la adultez.

¿Cómo saber si tengo dislexia?

¿Cómo saber si tengo dislexia?

La dislexia no es solo la dificultad en la lectura y la escritura, las personas con este trastorno también pueden tener dificultades en el área de la velocidad de procesamiento.

Pese a que en su mayoría hay un desarrollo normal, las personas que padecen dislexia pueden presentar dificultad en las habilidades motrices o en la percepción visual y/o auditiva.

También pueden ver afectada la memoria a corto plazo, la organización, la secuenciación o el lenguaje hablado.

Es importante puntualizar que cada persona disléxica es única y no tiene por qué presentar la totalidad de síntomas para serlo. Los problemas en la lateralidad es uno de ellos, tener las nociones espaciales y temporales alteradas es otro. 

Confundir palabras con pronunciación similar también suele ser síntoma de una persona disléxica. Además de tener dificultad para articular o pronunciar palabras.

Otros síntomas son trasponer las letras, cambiar el orden e invertir números, la lectura con errores y muy laboriosa. Problemas de concentración en la lectura o escritura y dificultad para seguir instrucciones y aprender rutinas.

También existen personas con dislexia que suelen tener problemas en el equilibrio, problemas de memoria a corto plazo, dificultades para organizar sus pensamientos, problemas para mantener la atención. Dificultades en matemáticas y, en algunos casos y más en aquellos mal manejados, se presenta la dificultad en el habla.

No todos los casos son iguales, pero es de saber que si presentas alguno de estos síntomas es probable que tengas un caso de dislexia.

Síntomas de dislexia en niños

Síntomas de dislexia en niños

Los signos que indican que un niño pequeño podría estar en riesgo de tener dislexia comprenden:

  • Tardar en comenzar a hablar
  • Aprender palabras nuevas a un ritmo lento
  • Problemas para formar palabras adecuadamente, como invertir los sonidos de las palabras o confundir palabras que suenan de forma parecida
  • Problemas para recordar o decir el nombre de las letras, los números y los colores
  • Dificultad para aprender canciones infantiles o jugar juegos de rimas

Una vez que el niño esté en la escuela, es posible que los signos y síntomas de la dislexia se hagan más visibles, entre ellos:

  • Un nivel de lectura muy por debajo del que se espera para la edad
  • Problemas para procesar y comprender lo que escucha
  • Dificultad para encontrar la palabra correcta o formular respuestas a preguntas
  • Problemas para recordar secuencias de cosas
  • Dificultad para ver (y ocasionalmente escuchar) similitudes y diferencias entre letras y palabras
  • Incapacidad para pronunciar una palabra desconocida
  • Dificultad para deletrear
  • Tardar más tiempo del habitual en completar tareas que conllevan leer o escribir
  • Evitar actividades que conllevan leer

¿Existen tratamientos?

¿Existen tratamientos?

Aunque la dislexia no se cura, existen tratamientos para que la persona afecta viva con ello y no cause problemas.

Todo niño, joven o adulto que le ha sido diagnosticado dislexia deberá comenzar con terapias a fin de mejorar el aprendizaje. Hay diversos métodos para tratar la dislexia y cada especialista aplica una herramienta dependiendo del nivel de cada niño, adolescente y adulto.

Existen diferentes ejercicios para tratar este trastorno, por ejemplo uno sería seleccionar cada letra en el orden correspondiente para formar una palabra. Así, trabajará el vocabulario, la heminegligencia y la memoria de trabajo. Otro ejercicio sería el de la discriminación visual de una palabra real.

El objetivo de este ejercicio es que el niño consiga discriminar dentro de un grupo de palabras cuál existe realmente.

Otro ejercicio puede ser el de la discriminación de palabras y pseudopalabras. En este, se trata de identificar una palabra o pseudopalabra entre un conjunto de ellas. Es útil para trabajar la atención selectiva y la discriminación.

También existe un ejercicio llamado encontrar palabras. Este consiste en que se debe encontrar las palabras que tengan las letras indicadas. Es un ejercicio útil para que las personas con dislexia comiencen a discriminar letras y trabajen la atención selectiva.

Toda persona con dislexia puede pensar que es un trastorno bastante complejo, sin embargo con un poco de paciencia y terapia es posible vivir con ello sin mayores problemas.