Quantcast

Calamares a la romana: las claves que harán de tu plato una exquisitez

En esta ocasión te presentamos un plato típico de muchos países; calamares a la romana,receta que se encuentra en la zona del mediterráneo. Se trata de unos calamares a la romana o rebozados, los cuales se suelen servir como aperitivo junto con unas rodajas de limón. En españa no existe ningún bar que no aprecie esta deliciosa preparación, en ciertas zonas también es típico servirlo dentro de un bocadillo.

El calamar, es considerado un ingrediente muy usado en la gastronomía de muchos países. Es típico prepararlo junto con salsas típicas de la región. Países como México, lo hacen con tabasco u otras salsas picantes, en china se pican los calamares y son mezclados con distintos ingredientes como chili, sal y harina, entre otros países que realizan diversos métodos al preparar esta exquisitez y para que no cometas el error que arruina tus calamares fritos, sigue nuestra receta.

Los riquísimos calamares rebozados

Los riquísimos calamares rebozados

Por ello, a continuación, te mencionaremos los distintos ingredientes que necesitaras, el paso a paso que debes implementar para elaborar esta receta y las claves que necesitas saber para que obtengas resultados satisfactorios. Si eres de los que te encantan estos elaborados platillos con calamares, no dudes en preparar esta deliciosa receta en casa.

Ingredientes

  • 2 unidades de calamares medianos
  • 1 huevo
  • 140 gr de harina de trigo
  • Sal
  • 5 gr de levadura química (polvo de hornear)
  • 150 gr de agua
  • 10 gr de aceite de oliva
  • Aceite para freír

Preparación

  • Para realizar esta receta puedes adquirir los calamares limpios y cortados en aros o también comprarlos enteros, si lo deseas, Aunque te recomendamos los calamares enteros, para que asegures la frescura del producto. A la hora de limpiarlos debes procurar: retirar los tentáculos con cuidado que no rompas la bolsa con la tinta que hay a continuación de la cabeza.
  • Retira también la pluma o concha, que es una lámina transparente que parece un trozo de plástico. Extrae la boca o pico, que está situada en el centro de la base de los tentáculos. Retiras la piel y las aletas. Voltea el calamar introduciendo un dedo por el extremo puntiagudo que está cerrado, el más cercano a la zona donde estaban las aletas.
  • Realizado esto, podrás lavar fácilmente su interior. Tras lavarlo, sécalo con un papel absorbente y vuelve a darle la vuelta. Y listo.
  • Una vez que tengas los calamares limpios, los cortas en aros de, aproximadamente, un centímetro de ancho. Si las aletas son muy grandes las puedes cortar por la mitad.
  • Casca el huevo, y lo colocas en un cuenco y bátelo con un batidor.
  • Añade en el cuenco el agua y sigue batiendo para que se mezcle con el huevo. Agrega la levadura química y la sal y continúa batiendo. Añade la harina, poco a poco, mientras vayas removiendo con la varilla para que la harina se incorpore homogéneamente.
  • Luego que incorpores toda la harina, añade en el cuenco el aceite y mézclalo para que se incorpore.
  • Coloca a calentar abundante aceite en una sartén. Es preferible que, si puedes conseguir, utilices aceite oliva virgen extra.
  • Coloca en el cuenco un puñado de aros de calamar y mezcla con una cuchara para que se impregnen de la mezcla.
  • Cuando el aceite esté bien caliente, escurre ligeramente unos cuantos aros y los echamos a la sartén. Es importante freír los calamares por tandas. Cocínalos por ambos lados hasta que adquieran un bonito dorado.
  • Una vez que estén listos, retíralos de la sartén y colócalos sobre papel absorbente. A los pocos segundos, sirve mientras estén calientes.

Sugerencias

Sugerencias
  • Cuando procedas a freírlos, es importante que estos tengan una buena temperatura, porque si esta poco caliente el rebozado lo absorberá y obtendrás unos calamares poco agradables. Por ello, debes procurar también que no se produzca una baja temperatura durante la fritura, ya que es importante que friamos los aros de calamar por tandas.
  • Esta receta debe ser consumida cuando este recién hecha, por lo que, con el paso de las horas, el rebozado se reblandece y pierde su característica en la textura crujiente.  

Receta de calamares a la romana con otros ingredientes

Receta de calamares a la romana con otros ingredientes
  • 500 g de calamares
  • 1 huevo grande
  • 75 g de harina de trigo
  • 6 cucharadas de leche
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 1/2 cucharadita de cúrcuma molida
  • Sal
  • Harina para rebozar
  • Aceite de oliva virgen o virgen extra para freír

Preparación

  • Primeramente, separa la yema de la clara, la clara la montamos a punto de nieve y reservamos.
  • En un recipiente coloca la yema, junto con la harina, la sal, la cúrcuma, la leche y el aceite, mezclamos bien e incorporamos por último la clara montada, mezclamos todo suavemente y reservamos, unos 20 o 30 minutos.
  • Prepara los calamares, los limpias y reserva los tentáculos, las aletas y el cuerpo, que cortes en anillas, si las aletas son muy grandes las podemos partir por la mitad.
  • Escurre muy bien y pásalos ligeramente por harina.
  • Después que los pases por el rebozado los fríes en aceite hasta que estén dorados, por ambos lados.
  • Sácalos y los dejas sobre papel de cocina para ser servidos.

Receta de Joan Roca: calamares a la romana

Receta de Joan Roca: calamares a la romana
  • 400 gr de calamares frescos
  • 150 gr de harina de trigo
  • 200 gr de agua
  • Sifón un chorrito
  • 1 pizca de sal
  • 1 huevo
  • ½ cucharada de bicarbonato de sodio
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Limón (opcional)
  • Coñac un chorrito

Preparación  

Preparación
  • Preparas el rebozado mezclando en un bol la harina, el agua fría, un chorrito de coñac, la sal, el huevo y el bicarbonato. Remueve hasta obtener una pasta semilíquida. Justo antes de introducir en ella los aros de calamar, añadimos el chorro de sifón.
  • Calienta abundante aceite de oliva virgen extra en una sartén. Enharinamos el calamar, sacúdelo para retirar el exceso de harina y sumerge en el rebozado. Sumerge en el aceite y fríe, voltea para que se cocinen de manera uniforme, hasta que estén dorados.
  • Retira los calamares de la sartén, escurre bien, y pásalos a un papel absorbente para eliminar el exceso de aceite. Y sírvelos.