Quantcast

Cómo preparar unos calamares a la romana deliciosos y tiernos

Los calamares a la romana o calamares rebozados son un delicioso platillo, aunque también se pueden comer como aperitivos. La preparación de esta receta no suele ser muy complicada en caso de usar las anillas, aunque en caso de tener que limpiar los calamares el esfuerzo puede ser un poco mayor. Aunque sin importar como los prepares, te quedarán riquísimos si sigues paso a paso cada una de las indicaciones de esta guía.

Ingredientes para los calamares a la romana

Calamares enteros

Con esta receta de calamares a la romana podrás preparar una cantidad suficiente para 4 personas, y solo deberás contar con lo siguiente:

  • 2 huevos medianos,
  • 4 calamares grandes (enteros), pero en caso de optar por las anillas de calamar vas necesitar cerca de 1 kilogramo.
  • 90 mililitros de leche.
  • 90 mililitros de harina de trigo.
  • Pimienta
  • Sal.

Preparación

Anillos de calamares

Limpiar los calamares:

Si vas a usar las anillas puedes saltarte este paso. En caso de usar camarones enteros debes hacer lo siguiente:

  1. Toma la bolsa del calamar y tira de sus tentáculos. Las viseras saldrán junto con los tentáculos, pero de no ser el caso puedes presionar la bolsa para expulsar todo su contenido. También puedes introducir tus dedos o una cuchara para vaciarla y así quedarán perfectamente limpios.
  2. Luego de esto puedes tirar de la pluma, que es similar a un plástico transparente, dejándolos totalmente limpios y blancos. Retirar la piel exterior no es necesario pues aporta sabor, aunque esto depende de ti.
  3. A continuación sigue con los tentáculos. Para ello debes cortar por debajo de los ojos y desechar todo aquello que no sean tentáculos. Entre las viseras conseguirás las bolsas de tinta, podrás desecharlas o usarlas para más adelante en la preparación, esto es opcional.
  4. Después prosigue a eliminar el pico que está en el medio de los tentáculos, el cual es similar al pico de los pájaros.
  5. A continuación deberás lavar muy bien la bolsa con abundante agua fría y deja que se escurran hasta que se hayan secado. La pluma, las vísceras y el pico deséchalos.
  6. Finalmente debes cortar los calamares en anillas gruesas y los tentáculos los divides en 2 o 3 partes. Puedes cortarles las aletas de las bolsas para que las anillas queden perfectas.

Preparar los calamares:

Calamares fritos
  1. Para comenzar puedes dividir las yemas y las claras en recipientes diferentes.
  2. En el recipiente donde están las yemas debes añadir la leche y la harina. Integra bien con ayuda de un tenedor o unas varillas hasta obtener una mezcla homogénea.
  3. Luego monta las claras en un recipiente amplio. Puedes hacerlo con una varilla o usar una batidora eléctrica hasta que las claras estén a punto de nieve, esto puede tardar entre unos 4 o 5 minutos. Sabrás que están listas si colocar el recipiente de cabeza y las claras no se vuelquen.
  4. A continuación ve añadiendo poco a poco algunas tandas de claras montadas en el recipiente en el que están las yemas junto a la leche y la harina. Agrega también un poco de sal al gusto. Mezcla con movimientos envolventes para que de esta forma no se pierda la espuma de las claras y que la mezcla se mantenga esponjosa.
  5. Después lanza los calamares a la mezcla del rebozado y remuévelos lentamente  hasta que se impregnen bien.
  6. Coloca a calentar una abundante cantidad de aceite en una sartén onda a fuego alto. Para freír puedes usar aceite de oliva o de girasol, no importa. Sabrás que el aceite está listo una vez que haya alcanzado los 170°, para saberlo puedes usar un termómetro de cocina.
  7. Una vez que el aceite esté en su punto ve friendo las anillas una a una. Puedes ayudarte con un tenedor o unos palillos chinos para tomar los desde el rebozado hasta el aceite, de esta manera mantendrás su forma de aro u no se pegarán sobre sí mismos. Debes dejar que se cocinen entre 3-5 minutos, asegurándote de que se doren por ambos lados.
  8. Cuando ya estén listos los puedes ir sacando y déjalos escurrir sobre papel de cocina para que absorba el aceite excedente.

Y listo, así puedes preparar unos deliciosos calamares a la romana, tiernos en su interior y crujientes en el exterior. Además, una vez que estén listos, puedes agregarles un poco de zumo de limón a tus calamares o espolvorearles un poco de sal.

Para freír los camarones también puedes usar una freidora, el procedimiento para su cocción es prácticamente el mismo, solo que un poco más sencillo.