Quantcast
jueves, 22 abril 2021 11:42

Lo miran con odio: pilotos a los que no les gusta nada Fernando Alonso

-

Uno de los hechos más importantes en esta temporada de la Formula 1 será el hecho de que Fernando Alonso regresa una vez más para competir en la máxima categoría del automovilismo. Tras algunos años fuera del circuito, el asturiano decidió regresar por la puerta grande con la escudería de Alpine F1 para tratar de reeditar los éxitos que vivió en el pasado cuando el equipo era Renault; con ellos ganó dos títulos y aunque ahora sabe que tiene muchas probabilidades de ganar, si buscará hacer una gran campaña para prepararse lo mejor posible de cara al cambio de reglamento que habrá en el 2022.

Lo cierto es que llevar tantos años en la élite del deporte han hecho a Alonso una figura muy conocida y respetada; además de ser considerado como uno de los mejores de todos los tiempos, por su forma de conducir y su palmarés. Sin embargo, los éxitos traen irremediablemente algunos roces con otros que no comparten el mismo destino o que si lo hacen, pues batallan por ver cual de ellos sería más importante. En el caso del asturiano se sabe que es muy respetado y admirado por todos; pero en la parrilla de pilotos hay algunos que si no lo miran con odio, si que están muy cerca de ese sentimiento. A lo largo de su carrera, Alonso se ha ganado algunos “enemigos” y con se verá ante ellos una vez más en las pistas esta temporada.

Hamilton no tiene un gran recuerdo de Alonso

Pese a su enemistad ambos se tratan con mucho respeto

La historia del divorció entre Fernando Alonso y Lewis Hamilton inicio casi apenas un poco después de comenzar a competir en el mismo equipo. En el 2007, un Alonso bicampeón del mundo llegaba a McLaren como gran estrella para liderar el proyecto; no obstante, en el equipo se encontraría con un novato recién llegado a la categoría llamado Hamilton que venía con todas las ganas del mundo de triunfar en la Fórmula 1 y rápidamente demostraría que iba muy serio.

El británico no solo empezó a deslumbrar, se convirtió en un aspirante al título junto al mismísimo piloto asturiano; por eso la tensión en el equipo aumentó mucho hasta llegar a un punto en el que no se dirigieron la palabra. Nunca hubo unión en el equipo y todo acabó tan mal que tras solo una temporada, en la que Hamilton quedó subcampeón y Alonso tercero, el ovetense decidió que lo mejor era marcharse; así que rescindió su contrato y volvió a Renault. Años después su relación ha mejorado y aunque no son mejores amigos si se llevan con mucho respeto.