Quantcast

Coulant de chocolate blanco: la receta paso a paso para atreverte a elaborar un dulce ‘pecado’

El confinamiento que se vive a nivel mundial ha servido para que muchas personas pongan a prueba sus habilidades culinarias, su creatividad e ingenio, elaborando hasta tortitas de chocolate para el desayuno.

Debido a esto, los amantes del chocolate han creado una versión de este suculento postre, a veces llamado “volcán de chocolate”. Se trata de: coulant de chocolate blanco: la receta paso a paso para atreverte a elaborar un dulce ‘pecado’

A continuación te hablaremos con más detalle sobre el coulant y cómo preparar el mejor de estos pero en una versión muy peculiar: de chocolate blanco.

¿Qué es en realidad un “coulant”?

Existen una variedad exuberante de postres de chocolate, y es que, si combinamos el amor por el chocolate con la creatividad e ingenio de las personas, es la única respuesta lógica posible. En este caso, el postre en cuestión es un “coulant”. ¿No te suena? Quizás lo conozcas como “volcán” o “fondant”.

Su nombre original es “coulant”, el cual proviene del término “couler” que quiere decir  fluido, corredizo o derretido, aunque en la mayoría de los países se mantiene el nombre original, hay algunos donde este cambia, tal es el caso de Argentina, donde se conoce como “volcán de chocolate”, así como también de Italia, donde se conoce como “sofiatto”.

¿Quién lo inventó?

¿Quién lo inventó?

Esta delicia de chocolate fue patentada por Michel Bras, un famoso chef francés, en 1981, en la meseta de l’Aubrac, en su restaurante al suroeste de Francia (con 3 estrellas Michelin). Este postre se trata de un bizcocho pequeño de chocolate con chocolate fundido en su interior, de forma que cuando el comensal lo corte, se extienda por el plato una salsa espesa de chocolate.

La receta del coulant original

La receta del coulant original

La presentación de este suculento postre de chocolate es la antes descrita, un pequeño bizcocho de chocolate con una salsa espesa de chocolate fundido dentro. Para lograr esta presentación, tradicionalmente se mete la mezcla del bizcocho ya en el molde al frigorífico o heladera antes de su horneado.

¿Cómo hacer coulant de chocolate blanco?

¿Cómo hacer coulant de chocolate blanco?

Muy bien, ya que sabes un poco más sobre el origen de este postre y su versión original, podemos pasar a la receta de este. Antes de explicar la preparación de este suculento postre de chocolate, es de suma importancia que conozcas cuales son los ingredientes necesarios para llevarla a cabo, para que así puedas verificar y estar 100% seguro de que los tienes todos a la mano.

Ingredientes

Los ingredientes que necesitaremos para hacer el coulant de chocolate blanco son:

  • 200 g de chocolate blanco.
  • 50 g de azúcar pulverizada.
  • 120 g de mantequilla.
  • 4 huevos.
  • 60 g de harina (preferiblemente de repostería, aunque puedes usar la que sea de tu preferencia).
  • 1 pizca de sal (2 o 3 g, aunque son opcionales)
  • 1 pizca de pimienta blanca (2 g, aunque son opcionales).
  • 50 g de confitura de arándanos o frambuesa.

Muy bien, ahora que sabes cuales son los ingredientes que necesitarás para llevar a cabo a esta receta, podemos pasar a la explicación de esta. Es en extremo común que las personas tiendan a confundirse cuando están siguiendo una receta, debido a esta confusión se ocasionan errores que terminan por dañar la receta, para evitar esto, te dejaremos todo explicado en un paso a paso a prueba de tontos.

Elaboración

Los pasos a seguir para la preparación del coulant de chocolate blanco son:

  1. Se deben untar con mantequilla sin sal unas 10 flaneras (las que venden en Mercadona son una buena opción).
  2. Una vez untados con mantequilla todas las flaneras se les debe espolvorear harina de trigo por encima.
  3. Se deben separar las claras de las yemas.
  4. Una vez separadas, se deben batir las claras con una pizca de sal, luego se va integrando la azúcar hasta lograr el punto nieve. Un truco para que queden perfectas es que las claras estén a temperatura ambiente, ya que si están demasiado frías es más complicado que estas queden bien.
  5. En el bol, se deben mezclar las yemas con una cucharada de azúcar pulverizada hasta que estas hagan espuma, luego agregamos la pizca de sal y pimienta y revolvemos con una cuchara de madera.
  6. Una vez que se remueva las yemas, se debe integrar la harina de trigo tamizada con una paleta de silicona hasta que no queden grumos en la mezcla.
  7. Una vez se haya mezclado perfectamente la harina con las yemas, se deben integrar las claras que montamos previamente a punto de nieve. Las claras deben integrarse de forma suave, con movimientos envolventes para no perder el aire que se le agregó, por esto es muy importante que la mezcla de las yemas no tenga ningún tipo de grumos.
  8. En otro bol se ponen el chocolate con la mantequilla, esto debe ir al microondas en intervalos de 10 segundos hasta que se derrita por completo. Generalmente se puede recomendar que se deje 4 minutos continuos a baja temperatura, sin embargo, el chocolate blanco puede quemarse fácilmente, para evitar esto se recomienda hacerlo en intervalos de 10 s hasta que esté listo.
  9. Una vez este derretido debe batirse bien, de manera que se forme una mezcla relativamente espesa.
  10.  Una vez lista la crema de chocolate blanco, se debe integrar con la mezcla de claras y yemas con una espátula de silicona.
  11. Una vez estén bien integradas la crema de chocolate y la mezcla de claras y yemas se debe poner en una manga pastelera para rellenar los moldes. En caso de no tener manga pastelera, puedes hacerlo con una cuchara, paro con cuidado de no rellenarlos demasiado ya que estos crecerán en el horno.
  12. Justo antes de precalentar el horno se deben poner los moldes con la mezcla en el congelador
  13. Precalentamos el horno a 200º durante 5 minutos, cumplido ese tiempo se baja a 180º y se introducen los moldes con la mezcla durante 15 o 16 minutos. Una vez listo se sacan del horno y se sirven aún calientes.