Quantcast

Chuletas de cerdo: el truco para que queden espectaculares

Las chuletas de cerdo son el complemento perfecto para que tú prepares el fin de semana en casa. Esta receta tan exquisita puedes compartirla en familia y amigos si lo deseas. En esta ocasión te mostraremos y explicaremos todos los trucos que debes saber para la preparación de estas chuletas de cerdo suaves y jugosas.

La deliciosa combinación de la carne magra y grasa de la chuleta de cerdo la transforma en la comida perfecta y favorita para muchos al momento de hacer una barbacoa o también para cuando quieras darte un gusto en el fin de semana y lo mejor es acompañarlas con una buena salsa de manzana. Estas chuletas de cerdo son muy exquisitas, pero si no se saben preparar, el resultado será que la carne se pondrá dura y seca.  

Recomendaciones antes de preparar las chuletas de cerdo

Recomendaciones antes de preparar las chuletas de cerdo
  • Si lo que estás pensando es en preparar unas chuletas de cerdo asadas, a la plancha o en sartén, te recomendamos lo siguiente: La carne debe ser buena calidad y sin humedad, debes comprar una chuleta con hueso ya que esto le proporcionará un sabor más rico a la receta y si tiene humedad puede absorberse con un papel para eliminarla.
  • Debes sellar las chuletas de cerdo con mantequilla si las prepararás jugosas con aceite vegetal para salsas agridulces o aceite de oliva si las harás con hierbas o picantes.
  • Tienes que dejarlas marinar en la salsa que elijas con un mínimo de una hora y, al cocinarlas, tapa el sartén para que la grasa y el vapor regresen y así aumente la sazón. Si quieres añadir sabor y jugosidad a la carne puedes realizar una salmuera siguiendo los siguientes pasos:

Coloca a hervir en una taza de agua con sal y las hierbas aromáticas de tu elección. Luego coloca 2 tazas más de agua fría para tener una temperatura ambiente y poner las chuletas de cerdo en un plato hondo. A continuación, verterás la salmuera hasta que tape las chuletas y cubrirás el recipiente. Llévalas a refrigerar por 30 minutos o 4 horas.

  • La salsa. Existen muchas recetas con sabores agridulces, pero si tú eres de los que no eres muy adicto a ese tipo de cocina, no hay problema, las puedes realizar con adobos y salsas de chiles secos, con salsas a base de mantequilla o limón. Quedan deliciosas.
  • Debes tener cuidado al cocinarlas, si quieres hacerlas en sartén, debes darte cuenta que este bien caliente y cocinaras por 3 minutos las chuletas. Las bajaras del fuego si esta humea demasiado usa unas pinzas para voltearlas con cuidado.  En cambio, si las llevaras al horno, para que queden tiernas y jugosas debes cocinarlas por 6 o 10 minutos dependiendo del grosor.
  • No solo se pueden hacer asadas. Algunas personas están acostumbradas a empanizar milanesas de pollo o de res, si no has hecho una chuleta empanizada te lo recomendamos para así darle un giro a esa comida de siempre.

Ingredientes:

Ingredientes:
  • 4 chuletas de cerdo
  • 3/4 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de pimienta
  • 2 cucharadas de aceite
  • 1/4 taza de echalote picado finamente
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 1/2 taza de caldo de pollo
  • 1/4 taza de mostaza Dijon
  • 2 cucharadas de crema
  • 2 cucharadas de jugo de limón

Preparación

Preparación
  • Precalienta el horno a 160°C
  • Calienta un sartén a fuego alto. Seca las chuletas con un papel absorbente y sazona por ambos lados con sal y pimienta.
  • Agrega aceite al sartén. Dora las chuletas 4 minutos por cada lado.
  • Coloca las chuletas en un refractario y hornea por 5 minutos. Tápalo con papel aluminio y deja reposar otros 5 minutos.
  • Cocina los echalotes en el mismo sartén con la mantequilla por 5 minutos. Agrega caldo de pollo.
  • Luego pon la mostaza y crema. Deja hervir y añade 2 cucharadas de limón, mezcla.
  • Deja en el sartén hasta que esté espesa y baña las chuletas con la salsa.

Consejos de cocina para ahorrar

Consejos de cocina para ahorrar
  • Algunas veces ahorrar es mucho más sencillo de lo que creemos. El truco es comprar bien y barato, planificar lo que en realidad se preparara en la cocina y no desechar nada. Puedes recurrir a los alimentos económicos y saludables como lo son: las verduras y con ellas preparar en cantidad, para así economizar un poco nuestro presupuesto de guerra. De modo que si las chuletas son muy costosas, puedes adquirir un corte de cerdo más económico y hacer un guiso de cerdo y sidra.
  • Trata de evitar las verduras ya cortadas, puede salir caro ser algo perezoso a la hora de cocinar así que al momento de ahorrar lo primordial es tener un cuchillo y probarte a ti mismo que puedes ser capaz de cortar una cebolla o zanahoria. De esta manera te darás cuenta que al practicar mucho eso de cortar puedes ahorrarte ciertos centavos para un buen gusto.
  • No trates de desechar verduras y frutas, no desperdicies nada si deseas ahorrar. Las frutas y verduras que estén un poco marchitas pueden tener una segunda vida puede ser en sustancias cremosas o también en refrescantes batidos por ejemplo un plátano puede ir a la batidora con un yogurt y puedes obtener un delicioso batido.  
  • Puedes realizar caldos, no tan solo como ingrediente para otras preparaciones, sino también para improvisar una sopa. Comprarlo ya listo no siempre es lo recomendable. Coloca un día la olla y prepara unos litros de caldo para también aprovechar algunas de esas verduras que ya no están para aguantar mucho más tiempo.
  • Procura buscar productos de temporada, Al momento de que hagas las compras piensa en el menú de la semana o el mes. Si eres de los que van al mercado será sencillo saber que verduras están de temporada porque será lo más económico. Desde ese instante, solo hay que pensar que cocinar con eso que hemos comprado a buen precio en el supermercado.
  • Consigue cortes de carne más económicos, si eres amante de la carne esto es compatible para ahorrar. Es más cuestión de saber comprar que de saber cocinar y tener en cuenta que no siempre los cortes más caros son los más exquisitos.