Quantcast

Qué es el despotismo ilustrado

A través de los siglos, en el mundo se han implementado distintos regímenes, desde la monarquía, la burguesía, el absolutismo y el despotismo ilustrado. Pero, ¿qué es el despotismo ilustrado? Y ¿por qué fue tan importante en la historia? A continuación, podrás leer que es, la importancia, como surgió, entre otras cosas sobre el despotismo ilustrado.

Qué es el despotismo ilustrado

Que es despotismo ilustrado

Fue un régimen político que caracterizó todo el siglo XVIII, su lema era “Todo para el pueblo, pero sin el pueblo”. Este, se enmarca dentro del absolutismo pero usando a su vez ideologías de la ilustración para en pie la monarquía absoluta que gobernaba desde el siglo XVI.

Debido a la gran influencia del renacimiento, que se extendió por todo el viejo continente hasta el siglo XVII, los que gobernaban actuaban ya como mecenas del arte, moviendo hacia las letras y gestando así al de las ilustraciones en el siglo XVIII, mejor conocido como “el siglo de la razón”

El termino se originó de la palabra italiana “déspota” que significa soberano que gobierna sin sujeción a ley alguna, aunque también es conocido como despotismo benevolente o absolutismo ilustrado.

La ilustración

La ilustración

Fue un movimiento artístico, filosófico y científico que surgió en el viejo continente, más específicamente en la Europa posrenacentista, la cual se basaba en la fe por la razón humana y en el progreso para superar los problemas que presentaba la sociedad. Este surgió en la Francia del siglo XVII y representa la piedra angular del razonamiento en el hombre moderno.

Absolutismo

Absolutismo

El absolutismo es la forma de monarquía total, en la cual se le otorgan al Rey todos los poderes indiscutiblemente del Estado. Debido a esto, residen en su persona toda la soberanía, la cual no está sujeta a ningún tipo de control por parte del pueblo. Esta, fue la última forma de monarquía antes de la Revolución Francesa en 1789.

¿Cómo se originó el despotismo ilustrado?

¿Cómo se originó el despotismo ilustrado?

Aunque los filósofos ilustrados criticaban constantemente a la sociedad y la política de su época, jamás imaginaron que los cambios que se dieron fueran de por medio de la revolución, en realidad, tenían fe en que los cambios podrían producirse de forma pacífica, orientando desde arriba a las masas para educar a los no ilustrados. Varios de estos monarcas accedieron a estas ideas sobre la ilustración y así dieron origen al despotismo ilustrado.

Los problemas que presentaba el Estado absolutista necesitaban la colaboración de las personas calificadas con nuevas ideas, que estén dispuestos a reformar el desarrollo económico y político de las naciones. Los monarcas ilustrados eran personas que aceptaban los principios de la ilustración y deseaban ponerlos en práctica para obtener la mayor eficiencia del Estado, para el beneficio de este y de sus súbditos.

En ese momento, el miedo a la innovación fue sustituido por la creencia de la posibilidad de un futuro mejor, y no por un cambio súbito, sino por una larga labor legislativa y educativa. Para esto era necesaria la ayuda de los ilustradores, ya que sus ideas no se limitaban a un pensamiento especulativo, sino que se transformaba en programas de gobierno que se llevarían a la práctica.

Todo por el pueblo, pero sin el pueblo

Todo por el pueblo, pero sin el pueblo

Originalmente, la frase es “Tout pour le peuple, rien par le peuple” aunque, en español se traduce a “Todo para el pueblo, nada (hecho) por el pueblo” suele citarse de la siguiente manera: “Todo por el pueblo, pero sin el pueblo”. Esta frase quería decir que el gobierno tomaba “medidas” para la mejora del pueblo, pero estas eran tomadas sin consultar a este y sin intervención alguna por su parte.

El uso de esta se extiende desde finales XVIII como el lema del despotismo ilustrado, que se caracteriza por el paternalismo, en contra de la opinión extendida de los enciclopedistas que veían necesaria la intervención y el protagonismo del pueblo en asuntos políticos, asignándole el papel de sujeto a la soberanía.

Limitaciones del despotismo ilustrado

Limitaciones del despotismo ilustrado

Estas tuvieron que ver principalmente con su fracaso ante el modelo social, a diferencia de los casos de la economía, la administración y la educación, las cuales fueron un éxito. Este fracaso se debió, principalmente, a que la monarquía se negaba a remover el sistema de castas del Antiguo Régimen y esto, no satisfacía al pueblo, más aun a la plebe.

Caída del despotismo ilustrado

Caída del despotismo ilustrado

Este fue visto como una etapa madura del absolutismo monárquico y decayó a finales del siglo XVIII. Las ideas de la ilustración que adoptaron estos monarcas, fueron la causa principal por la que la burguesía (parte de las clases menos favorecidas) decidió dar por terminado el sistema absolutista y que generaba desigualdades sociales, para cambiar de a poco a un gobierno constitucional.

Monarcas e intelectuales del despotismo ilustrado

Monarcas e intelectuales del despotismo ilustrado

Algunos de los monarcas de esta la doctrina como ​ Catalina II de Rusia (llamada Catalina la grande), Gustavo III de Suecia (fue rey de Suecia), José I de Portugal (apodado el reformador), Carlos III de España (llamado “el político”), María Teresa I de Austria y su hijo  José II de Austria, Luis XVI de Francia (rey de Francia y de Navarra) y Federico II de Prusia (conocido como Federico II el grande) y Kant ayudaron al enriquecimiento cultural de sus países, adoptando un discurso paternalista.

Aunque, esto no significo que decidieran prescindir de sus privilegios aristocráticos, y tampoco ayudo a disminuir la brecha social ya existente en la sociedad de ese entonces, mucho menos represento la transformación voluntaria a un orden republicano.

En algunos casos, fueron inspirados y delegaron en personajes omnipotentes su confianza, como en el caso del  marqués de Pombal (mejor conocido como conde de Oeiras) en el Reino de Portugal, , Bernardo Tanucci en el Reino de Nápoles, de Gaspar Melchor de Jovellanos en España o de Guillaume Du Tillot en el ducado de Parma.

Importancia del despotismo ilustrado

Importancia del despotismo ilustrado

Gracias a este orden feudal monárquico fallido fue, junto con la burguesía pre capitalista, de gran importancia para poner en evidencia lo obsoleto del sistema absolutista pero a su a vez, la importancia de la ilustración, que de no haber sido por esta, habría sido mucho más difícil que llegara el amor por las letras a las masas.