Quantcast

Las sopas de China Crown o cómo hacer frente a la ola de frío polar

  • Felipe Bao, chef ejecutivo de China Crown, propone combatir el frío invernal con tres de las recetas más populares de la gastronomía china: la sopa dim sum imperial de aleta de tiburón, gamba roja y txangurro; el caldo de boletus y gallina con “velo de novia” relleno de tofu; y la sopa agripicante tradicional con tofu, huevo, bambú, pollo y oreja de madera.
  •  China Crown, el templo de la cocina china imperial de Madrid, actualiza su carta de sopas en función de la temporada. Caracterizadas por sus sabores fuertes y picantes, las sopas constituyen uno de los platos imprescindibles del recetario chino. Su alto contenido en nutrientes, vitaminas y antioxidantes, su poder saciante y su fácil digestión son los tres beneficios de este plato “medicinal”.
  •  Ubicado en pleno corazón del Barrio de Salamanca, China Crown es el último proyecto de los hermanos María Li Bao y Felipe Bao. Su carta está inspirada en la gastronomía más pura de la China Imperial, concretamente en la Dinastía Song, donde destacan los dim sums, los arroces, los mariscos y su emblemático Pato Imperial Beijing.

Fue hace más de 40.000 años cuando, en el continente asiático, se descubrió el fuego. Los primeros humanos fueron quienes comenzaron a utilizar el fuego en su provecho, especialmente para calentarse de las bajas temperaturas y para poder cocinar los alimentos que cazaban. Ese es el origen de muchos platos que, hoy en día, siguen formando parte de la gastronomía mundial, como ocurre con las sopas.

Madrid
China Crown

La sopa es uno de los platos más longevos de la historia culinaria de la humanidad y su larga trayectoria se debe a su sencilla elaboración: sumergir alimentos en agua caliente para que se ablanden antes de consumirlos. Así, la sopa se convirtió en piedra angular de una gran variedad de gastronomías, por lo que no es de extrañar que este plato sea uno de los pilares de la tradición culinaria china, una de las gastronomías más antiguas del mundo. Desde hace más de 4.000 años, las sopas, en todas sus variedades, se consumen en todos los rincones de China por varios motivos.

Poder medicinal

La primera, por su precio. En un país donde, hasta hace unos años, la gran mayoría de la población vivía en zonas rurales, las sopas eran y son un alimento que todas las familias se podían permitir. El segundo motivo, por su poder saciante, además de por su fácil digestión. El tercero, por su alto nivel nutritivo ya que, dependiendo de los ingredientes que se incluyan en ella, el caldo puede llegar a tener una altísima cantidad de nutrientes, vitaminas y minerales; además de eliminar posibles bacterias que se encuentren en esos componentes al realizarse la cocción a más de 100 grados. Y, por último, por su papel curativo: en China se cree que la sopa tiene un poder “medicinal”, motivo por el que este plato es un básico indispensable en las mesas de todos los hogares chinos, especialmente durante el otoño y el invierno, cuando las temperaturas bajas y los constipados y gripes comienzan a ser la tónica habitual.

Madrid
China Crown

Por estos motivos y por su afán de proyectar los sabores y la tradición de la auténtica cocina china imperial, China Crown da especial protagonismo a sus sopas. El chef ejecutivo del restaurante, Felipe Bao, ha realizado una selección de las sopas más auténticas del recetario chino que incluyen elementos tan característicos de esta gastronomía como la aleta de tiburón, el tofu o las setas autóctonas.

Dim sum de aleta de tiburón

La propuesta de Felipe Bao comienza con la sopa dim sum imperial de aleta de tiburón, gamba roja y txangurro. Se trata de una de las sopas más populares de la cocina china, considerada una delicia culinaria y servida únicamente en momentos especiales. En esta ocasión, China Crown la presenta incorporando toques mediterráneos, latentes en el uso de la gamba roja y del txangurro. La selección prosigue con el caldo de boletus y gallina con “velo de novia” relleno de tofu, una sopa que combina productos de temporada -los boletus- con uno de los ingredientes más consumidos en la gastronomía china: el tofu, un alimento rico en calcio y potenciador de defensas. Por último, Felipe Bao pone sobre la mesa la sopa agripicante tradicional.

China Crown
Dim sum de aleta de tiburón

Además de tofu, huevo, bambú y pollo, a este clásico de la cocina asiática, Felipe Bao añade la oreja de madera, un hongo que crece normalmente sobre las ramas o la corteza de los árboles de hoja plana. Gracias a sus nutrientes como el potasio, el vanadio o el silicio, la oreja de madera se considera un ingrediente terapéutico que ayuda a estimular la circulación de la sangre, reforzar las defensas, disminuir los niveles de colesterol y combatir las infecciones de piel y garganta.

Todas las sopas se sirven en China Crown en una vajilla de cerámica muy singular. Esta dispone de un soporte con una vela en su interior que permite mantener el calor de la elaboración en todo momento. Así, se garantiza que el comensal disfrute del plato a la temperatura adecuada y se le permite vivir la experiencia completa de China Crown, sin preocuparse de si su sopa se enfría.