Quantcast
sábado, 31 julio 2021 1:17

Lampard quiere sentarse en el banquillo del Camp Nou

La Premier League se encuentra justo ahora en otra emocionante temporada, debido a que el campeonato está muy cerrado con varios equipos peleando en los primeros lugares. No obstante, uno de los equipos que siempre está luchando arriba, pues en estos momentos se encuentra muy lejos. Ese club no es otro que el Chelsea comandado por Frank Lampard y la irregular situación por la que está pasando tiene muy nervioso al dueño de la entidad londinense, Roman Abramovich; que está meditando seriamente con colocar un nuevo ocupante en el banco del conjunto blue que reemplace al técnico inglés.

Esta situación podría generar una reacción en cadena con varios entrenadores dispuestos a llegar al club de Londres, con Thomas Tuchel como gran favorito. La cosa es que un Chelsea con solo 26 puntos a estas alturas y en el noveno puesto de la tabla es inaceptable, por lo que un cambio de dirección está siendo muy valorado. Esto podría ser frustrante para un Lampard que tras una inversión de más de 200 millones de euros, con la llegada de futbolistas importantes como Ziyech, Werner, Chilwell o Havertz y una temporada ya de experiencia, pues estuviera en una posición más alta en la tabla. Sin embargo, aunque sus planes no incluyen una salida por la puerta de atrás del club de sus amores, si lo hace su sueño de irse a entrenar a otras grandes escuadras en Europa.

Un sueño que Lampard espera cumplir

El inglés quiere llegar algún día al banquillo del Barcelona

Pese a que justo ahora se baraja su salida, el estratega inglés no ha dejado pasar la oportunidad para recordar que se muere de ganas por entrenar a uno de los conjuntos más grandes de España y a nivel mundial: el FC Barcelona. Si bien en la actualidad es Ronald Koeman quien ocupa el banquillo azulgrana mucho se está discutiendo su futuro en la entidad catalana, debido a las irregularidades que tiene la escuadra y que él no ha podido resolver; así que el exfutbolista del Chelsea piensa que podría ser uno de sus reemplazantes dentro de muy poco. En una entrevista para Guilem Balagué, en el programa ‘Onze’ de ‘Esport3’, el británico ve su futuro claramente y este no es otro que vestir de blaugrana.

“Su sueño es entrenar en LaLiga y hacer lo que no pudo hacer en su día como jugador. Le gustaría sentarse en el banquillo del Camp Nou y entrenar al Barça en un futuro no muy lejano”, explicó Lampard en su entrevista, en la que deja constancia de que solo tiene entre ceja y ceja entrenar al club blaugrana. El nacido en Romford no parece ser uno de esos entrenadores que quisiera vivir su vida en un solo banco o unos pocos, algo que si estuvo cerca de hacer como jugador; más bien prefiere experimentar y afrontar tantos retos como le sea posible. Por eso quisiera entrenar en las mejores ligas del mundo, pero tiene claro que no quiere empezar por otra que no sea la azulgrana.

Siempre quiso jugar en el Barça

Lampard estuvo muy cerca de fichar por el Barça cuando era futbolista

Si Lampard llegara en el futuro al Barça cumpliría así una meta que el destino y su amor el Chelsea le negaron cuando estaba activo y vivía su mejor etapa como futbolista. Cuando Frank Rijkaard comandaba el banquillo azulgrana, estuvo muy cerca de fichar al que fuera uno de los mediocampistas más brillantes que había en el panorama mundial. Sin embargo, la operación finalmente se fue al traste y todo quedó en nada, porque José Mourinho se negó a perder a uno de sus mejores hombres que además estaba en un gran momento. Todo esto le dejó al inglés la sensación de que podría haber jugado allí y por eso ha tenido esa espinita clavada.

Como entrenador, el británico podría remediar todo eso que no pudo vivir como jugador; así podría cumplir su meta de irse al Barcelona de una vez por todas. El futuro puede dar muchas vueltas, pero el estilo de juego que le gusta aplicar al inglés, el que ha tratado de imprimirle a sus equipos, es uno muy similar al que se practica en el club blaugrana. La posesión y el toque son cuestiones importantes, por eso su sueño de verse en el equipo catalán podría no ser tan descabellado como algunos piensan y en futuro quien quita que pudiera cumplirlo.