Quantcast

Estos son los motivos por los que las galletas tienen agujeros

Las galletas, especialmente las galletas María son uno de los alimentos más habituales en el desayuno o en la merienda de muchos de nosotros. De hecho podemos decir que  son un alimento que ha dejado huella en muchas generaciones. Pero seguramente no muchos sabemos que en España empezaron a producirse de manera industrial al final de la guerra civil. Y desde entonces han formado parte de la mayoría de las despensas de nuestros hogares no solo como desayuno sino como ingredientes para realizar diferentes postres entre los que se encuentran tartas y natillas.

La ciencia de los agujeros de las galletas

Estos son los motivos por los que las galletas tienen agujeros

La explicación científica sería la siguiente: “La masa de la galleta contiene muchas burbujas de aire y cuando se calienta el horno estas bolsas de aire se expanden. Por eso, para evitar que estas burbujas se expandan existe una máquina llamada docker que hace los agujeros para evitar que el aire escape“.

Se trata por tanto de un modo de lograr que tengan una textura crujiente y regular.  Pero es que además los agujeros deben colocarse de una determinada manera para que la textura sea la adecuada. Si los agujeros se colocan demasiado juntos, quedarían demasiado secas, con lo cual serían difíciles de masticar. Pero si se colocan demasiado separados, las galletas podrían desintegrarse.