Quantcast

Estos son los motivos por los que las galletas tienen agujeros

Las galletas, especialmente las galletas María son uno de los alimentos más habituales en el desayuno o en la merienda de muchos de nosotros. De hecho podemos decir que  son un alimento que ha dejado huella en muchas generaciones. Pero seguramente no muchos sabemos que en España empezaron a producirse de manera industrial al final de la guerra civil. Y desde entonces han formado parte de la mayoría de las despensas de nuestros hogares no solo como desayuno sino como ingredientes para realizar diferentes postres entre los que se encuentran tartas y natillas.

La forma redonda y los agujeros de las María

Estos son los motivos por los que las galletas tienen agujeros

Con su típica forma redonda, seguro que hay algo en lo que no hemos reparado nunca y es porque tienen tantos agujeros repartidos por su superficie.  Bueno, quizás alguno de vosotros hayáis pensado que se trata de una manera de ayudar a que se empapen mejor en la leche, el café, el cola cao o el líquido con el que las tomemos. Pero la realidad es bien distinta para la industria alimentaria.

 Los agujeros de las galletas María son en realidad unos orificios de ventilación que favorecen que el vapor pueda salir durante el proceso de horneado, evitando que se formen burbujas de aire en la masa de las galletas y que estas se estropeen.  Si no contaran con estos  agujeros las galletas se quedarían crudas por dentro o no se harían cómo deben.