Quantcast

Chats: el mejor lugar online para conocer gente y pasar el rato

Las conversaciones profundas entre amigos de toda la vida son invaluables, pero en algunas ocasiones es necesario conocer gente nueva y hablar de cuestiones superficiales. En chat España las personas se reúnen virtualmente para compartir un rato con desconocidos y divertirse sin compromisos.

¿Cómo puedo chatear de forma segura?

En la mayoría de los chats no hay un control estricto de los participantes. De hecho, no se suele pedir ningún tipo de registro para participar. Por lo tanto, nunca se sabe a ciencia cierta quién está del otro lado.

Algunas personas se abusan del anonimato y utilizan los chats para recabar información privada de otros usuarios. Para evitar cualquier tipo de conflicto se recomienda tomar una serie de medidas de seguridad.

Usa un servidor VPS

Las personas que tienen cierto nivel de conocimiento de informática pueden raptar los datos de tu ordenador o conexión a internet para diversos fines dañinos. Haz uso de alguna herramienta que oculte tu IP. Los servidores VPS son una buena opción, ya que son privados y cuentan con dirección IP dedicada.

Selecciona un chat confiable

Existen una gran cantidad de páginas en donde se puede chatear, pero no todas son confiables. Elige un chat con buena reputación, tal como canalchat. Este espacio cuenta con moderadores activos que se encargan de hacer cumplir las normas de convivencia. Además, están disponibles para resolver consultas sobre el funcionamiento de los canales por mensaje privado.

No suministres datos sensibles

No utilices tu nombre real al ingresar a los chats. Usa un nickname que no esté relacionado con tu nombre de pila. Puedes recurrir a cualquier palabra que te guste como seudónimo o escribir una sucesión de letras sin sentido.

Verás que la mayoría de la gente opta por denominarse como su banda favorita, el personaje de una serie o la fruta que más le gusta. Escoger una palabra que se vincule con tu hobby es una buena opción para atraer a individuos con pasatiempos similares.

Evita hablar de los lugares que frecuentas, nunca digas dónde se ubican respecto a tu domicilio y jamás des tu dirección. Sobre todo, si usas chats locales. La panadería de tu barrio o ese pequeño gimnasio donde realizas tu rutina de ejercicio son muy fáciles de encontrar por Google Maps si comentas su nombre. No des esta información.

Limítate a comentar cosas sobre puntos turísticos o populares donde transita mucha gente a diario, sin dar detalles sobre tu paso por allí. Por ejemplo, en el chat Asturias puedes hablar sobre el Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer, la Cuevona cita en Cuevas del Agua, la Iglesia Santa María del Naranco o el maravilloso Cabo Vidio.

Contar lo que te parece atractivo de un sitio muy famoso y concurrido no implica ningún tipo de riesgo. Sin embargo, si estás pensando en visitarlos próximamente, omite la fecha y hora en que irás. No quieres encontrarte por sorpresa con alguien que realmente no conoces.

No migres la conversación a otras redes sociales

Al entrar en confianza y llevarse bien con alguien es muy común querer continuar la conversación. En estos casos, mucha gente revela sus nombres reales para buscarse por redes sociales. Incluso en algunos chats está permitido el intercambio de números telefónicos.

La recomendación general es que no pases tu número de contacto o tus redes sociales en los chats públicos. Si quieres continuar hablando con un usuario, toma nota de su nickname, y coordina un día y horario específico para encontrarse en el mismo chat donde se conocieron.

Recuerda que la mayoría de los vínculos que establecerás en los chats son efímeros. Es probable que no te vuelvas a cruzar con esa persona que llamó tu atención. Si realmente logras entablar una amistad con alguien a lo largo del tiempo, puedes evaluar la posibilidad de vincularte por otro medio, pero es algo innecesariamente arriesgado.

Recomendaciones para participar en chats

Si no tienes experiencia en chats, puede ser que estés un poco desorientado al principio. No tengas miedo de hacer el ridículo. Todas las personas que están allí comenzaron a usar la herramienta en algún momento. Además, si se trata de un chat muy concurrido, lo más probable es que no reparen en tu ingreso.

Antes de interactuar, presta atención a las conversaciones de los demás. Comprende de qué tema están hablando, evalúa de qué forma se tratan entre ellos e identifica si hay algún moderador presente, por si lo necesitas. Una vez que comprendas la dinámica del chat, participa activamente con un comentario relacionado con el tema que se está abordando.

Aporta algún dato u opinión interesante sobre el tema. De esta forma, te incorporarás naturalmente a la charla. Aunque te parezca un poco raro, evita los saludos y las presentaciones. Estos mensajes interrumpen las conversaciones y no son aceptados de buen agrado. No te olvides que la identidad de los participantes no es relevante.