Quantcast

Cómo funcionan los paneles solares

Los paneles solares son una manera de ser consiente de cómo impactamos al medio ambiente y a nuestro bolsillo, en esta época en la que nos está costando tanto la factura por electricidad, y en la que vemos que todo el mundo se preocupa por el calentamiento global y las emisiones de CO2, por ello, la colocación de esta clase de paneles podría tener más de un beneficio.

¿Son los paneles solares una forma de tener energía barata y no contaminante?

¿Son los paneles solares una forma de tener energía barata y no contaminante?

Claro que sí, porque el sol expulsa la energía lumínica suficiente para suministrar electricidad al planeta entero. No obstante, no es posible que lo haga de manera directa, sino que es necesario que empleemos un artefacto que sea capaz esa energía y de poder distribuirla de manera eficiente, en donde más la necesitamos.

Los paneles solares funcionan como una especia de intermediario que logra capturar la energía del sol para luego poder utilizarla en forma de energía eléctrica que se puede distribuir en todo nuestro hogar. Tienen un diseño que es eficaz y simple, permitiendo el llamado autoconsumo, obteniéndose energía de manera sostenible. De hecho, ya se ha predicho que estos paneles serán capaces de generar energía eléctrica hasta en las noches.

¿Cuánta energía solar se necesita para generar energía eléctrica?

Si tuviésemos los artefactos y dispositivos que se necesitan para ello, poder capturar la luz del sol tan sólo por una hora, sería suficiente para cubrir la demanda energética de toda la humanidad durante un lapso de un año.

Esto no es una exageración, y se logra explicar la potencia de la luz solar de una mejor manera que usando gráficos, por eso es importante que los seres humanos seamos capaces de convertir la luz solar en energía eléctrica, por medio de distintos procesos, aprovechando lo que nos regala el sol, por lo que es posible afirmar que se trata de una energía limpia y sostenible para el futuro del hombre en esta Tierra.

¿Cuáles son los beneficios del uso de paneles solares?

La luz solar es una energía renovable y sostenible, con la que es posible autoabastecernos de energía eléctrica, de modo que bajará nuestro consumo de gas y de luz, mientras que, al mismo tiempo, se protege al medio ambiente, y por tratarse de algo muy razonable y deseable, la Unión Europea ha destinado unos fondos para la implementación de esta energía.

Convertir eso fondos en la instalación para el uso de paneles solares, no sólo a nivel de empresas, sino también en los hogares, supone una gran oportunidad para lograr el autoconsumo fotovoltaico en nuestro país. Existe incluso lo que se ha llamado una ‘hoja de ruta’ que no es otra cosa que un plan con las directrices que se deben seguir, que fue publicado por el Gobierno en el mes de diciembre de 2021.

Ese plan pretende que sean instaladas en España alrededor de 40.000 paneles solares, por medio de la obtención de una subvención, que te permitirá instalar los mencionados paneles, para que puedas gestionar tu autoconsumo, el almacenamiento de energía y su uso para la climatización de los ambientes.

¿Cómo funcionan los paneles solares?

¿Cómo funcionan los paneles solares?

No se trata de un milagro, ni es algo que sea muy misterioso. Lo que se requiere es realizar dos instalaciones que son fáciles de hacer, que son: la instalación de los paneles fotovoltaico, y colocar las instalaciones térmicas. Se trata de dos procesos totalmente distintos de equipos diferentes. Pero la energía solar no es algo nuevo, de hecho el efecto fotovoltaico fue descubierto, nada más y nada menos que, por Albert Einstein en el año 1920, lo que le valió un premio Nobel al año siguiente.

Es una energía limpia y sostenible que ha venido desarrollándose desde el siglo XX, que aprovecha un fenómeno físico consistente en una emisión de fotoelectrones desde un material, cuando dicho material recibe la energía solar, permitiendo que se explote la luz del sol para transformarla en electricidad.

¿Qué es una instalación fotovoltaica?

Es una estructura de tipo rectangular, a la que se le denomina paneles solares, que posee una unidad base para lograr la transformación, a la que llamamos célula solar, que mide tan sólo unos diez centímetros cuadrados. El panel une sobre esta planta muchas de ésta células, recubiertas con un revestimiento plástico que recibe el nombre de EVA, que es una clase de polietileno conformado por múltiples compuestos, como el acetato de vinilo o el etileno.

¿Se usa plástico para captar la luz del sol?

Este tipo de recubrimiento plástico es uno de los mejores aliados en la industria de los paneles fotovoltaicos, porque se trata de un polímero muy versátil, que aguanta las condiciones climáticas y las temperaturas más extremas, y facilita el paso de la luz, impidiendo el ingreso de los rayos ultravioleta.

¿Cuántas células solares se necesitan como mínimo?

Lo normal es que los paneles solares estén compuestos por sesenta células de esta clase, pero nos estamos refiriendo al tamaño estándar, porque la cantidad puede variar, dependiendo del tamaño de las placas solares y de su grosor, que normalmente es de unos cuatro centímetros. La verdadera magia es que estos paneles producen una corriente continua, pero la que se usa en los hogares es la corriente alterna.

De modo que es imprescindible que los paneles solares cuenten con un inversor que modifique la clase de corriente, de continua a alterna, para que la electricidad generada pueda ser aprovechada en el interior de los hogares.

¿Por qué se deben instalar paneles solares?

¿Por qué se deben instalar paneles solares?

Porque con los paneles solares se aprovecha la radiación solar y se transforma en dos tipos de energía, que pueden ser la térmica y la lumínica. Es por ello que existen dos tipos, los termoeléctricos que calientan un fluido o líquido para obtener el vapor con el que se mueve una turbina que es la que genera la energía eléctrica; y los paquetes fotovoltaicos que usan células solares que se elaboran con silicio, que es un material semiconductor eficiente y muy económico, y transforman la luz en electrones.

La energía del futuro

Aunque en España la energía fotovoltaica que producen los paneles solares todavía se utiliza a nivel industrial, es posible que, gracias a las subvenciones de los fondos europeos vemos cada vez más hogares con paneles solares en sus techos, no sólo por el ahorro energético que representan, sino porque la energía que se obtiene de ellos es gratis, lo que favorece a nuestros bolsillos a la larga y porque es una energía que no contamina.