Quantcast

Hoy, 18 de julio, es el día en que recordamos a San Federico de Utrecht

San Federico de Utrecht bien podría ser considerado un mártir, debido a que encontró la muerte a manos de unos criminales, quienes lo atacaron cuando se encontraba oficiando una santa misa. El nombre Federico es bastante popular en España, y hasta es posible que conozcas a alguno, así que no se te vaya a olvidar felicitarlo el día de hoy, porque según el Instituto Nacional de Estadística español hay más de 18.000 caballeros que fueron bautizados con ese nombre.

San Federico de Utrecht

San Federico de Utrecht

Entre los santos y beatos que conforman el Santoral Católico que corresponde al día 18 de julio, uno de los que más se destaca es San Federico de Utrecht, quien llegó a convertirse en Obispo de la ciudad de Utrecht en Holanda, durante el año 820. La causa de que San Federico de Utrecht haya sido incluido en el santoral de este día data del siglo IX, momento en el que vivió San Federico de Utrecht y al ser nombrado Obispo se dedicó en cuerpo y alma a reformar las costumbres que tenían los diocesanos de la época. Tuvo que combatir amargamente con las herejías que eran esparcidas por los fresones, tratando de hacer que aceptaran a Cristo y que se evangelizaran, y su asesinato, llevado a cabo en el año 838 se convirtió en una enorme polémica.

El asunto más espantoso fue que mientras San Federico de Utrecht se encontraba finalizando el oficio de la Santa Misa, al momento de dar las gracias por la eucaristía, dos criminales lo atacaron de manera cobarde y salvaje, terminando con su vida. Estos hechos se sucedieron después de que San Federico de Utrecht hubiera hecho una grave reprimenda a la emperatriz Judith, por su matrimonio con Ludovico Pío, por considerarlo incestuoso. Por supuesto que estos hechos crearon mucha suspicacia entre la feligresía, llegando a pensarse que había sido la propia Judith quien había contratado a los sicarios para que mataran públicamente a San Federico de Utrecht.

Ahora bien, el 18 de julio también es el día que se recuerda la vida y los ejemplos de otros beatos y santos que fueron un ejemplo para el cristianismo, ya que el santoral está compuesto por más de 10.000 individuos que influyeron en las labores de evangelización y en el hecho de que el cristianismo sea una de las principales religiones del mundo, como Santa Sinforosa, quien al lado de sus 7 hijos tuvo que sufrir el martirio, convirtiéndose en el ejemplo de las madres que supieron transmitir a sus hijos los calores cristianos, haciendo que la fe fuera más preciosa para todos ellos que la vida misma. Además, el día de hoy recordamos a San Arnulfo de Metz, San Bruno de Segni, Santo Domingo Nicolás Dinh Dat, San Emiliano de Doróstoro, San Filastrio de Brescia, Santa Gundena de Cartago, San Materno de Milán, San Rufilo de Forlimpopoli, Santa Teodosia de Constantinopla, Beato Juan Bautista de Bruselas, Beato Simeón de Lipnica y Beata Tarsicia Mackiv.