Quantcast

Ana María Aldón deja la casa de Ortega Cano tras negarse a dejar la televisión

El matrimonio de Ana María Aldón y Ortega Cano está en crisis permanente. Aunque parecía que habían resuelto sus problemas después de que el torero apoyara públicamente a la diseñadora en su primer desfile, la guerra entre su hija y la gaditana han dinamitado todos los acontecimientos.

La llamada de atención pública de José Ortega Cano a Ana María Aldón y a Gloria Camila para que no vuelvan a hablar de él en televisión y le dejen vivir tranquilo ya ha tenido sus primeras consecuencias. Hundida y asegurando que ha “tocado fondo” la gaditana se ha desahogado con Carmen Borrego y, quejándose amargamente de que “ya no sabe qué hacer para que su marido le dé su sitio en una casa en la que manda más que ella Marina“, la empleada del hogar del matrimonio, ha desvelado que estaría pensando irse a su Sanlúcar de Barrameda natal a cuidar de su madre, que está enferma.

Una decisión con la que Ana María pondría además tierra de por medio con Ortega Cano, alimentando los rumores (cada vez más insistentes) de que podría anunciar su separación de un momento a otro. Y es que según desvela ‘Informalia’ el torero habría pedido a su mujer que dejase la televisión para intentar luchar por su relación – ya que los problemas entre ellos empezaron tras el paso de la andaluza por ‘Supervivientes’ hace dos años – y la respuesta de su mujer habría sido tajante: “No”.

Tal y como sostiene la web, Ana María está “encantada” con su trabajo en televisión. Se siente una “mujer nueva, poderosa, libre e independiente” y no va a renunciar a ello ni siquiera si de eso dependiera su matrimonio. ¿Sentencia con esta decisión su vida al lado de Ortega Cano?

Una sorprendente información ante la que la colaboradora de ‘Viva la vida’ guarda silencio, aunque reveladores han sido sus últimos movimientos. Y es que tal y como ‘anunció’ a Carmen Borrego, ha abandonado Madrid con su hijo después de llenar el depósito de su coche en una gasolinera cercana a su domicilio. ¿Ha cumplido su ‘amenaza’ de irse a Cádiz y poner tierra de por medio con su marido agravando así su crisis? Todo parece indicar que sí.