Quantcast

Ejemplos gráficos de un muy mal día

Porque a veces nos quejamos de que las cosas no nos salen del todo bien. Es cierto que un mal día lo podemos tener todos. Aunque estas personas seguro que todavía lo han tenido peor. Las comparaciones son odiosas, pero desde luego en este caso, son hasta bastante necesarias.

Solo gracias a estos ejemplos gráficos de un muy mal día podremos ver cómo realmente es mejor no quejarse tanto. Porque hay personas que están mucho peor que nosotros. Seguro que si lo pensamos bien, lo nuestro no es para tanto. ¿A qué ya ves desde otro punto de vista?. ¡No es para menos!.

Ejemplos gráficos de un muy mal día

Coche descapotable

Toda la vida has querido un coche descapotable. Seguro que era uno de esos sueños que, ya no solo los niños tienen, sino que la gente más adulta, también continua con ellos. Hasta que llega un día en el que ese sueño deja de serlo para convertirse en una realidad.

¡Ya tienes tu precioso y flamante coche!. Pero ahora le toca a la parte de cuidarlo y tener impecable. Quizás por nuestra parte sí que lo llevemos a rajatabla, pero no siempre ocurre así. Cuando menos lo esperas, llegas y te encuentras con esta estampa.

Desde luego, agradable no es. En el peor de los casos puede ser lo que todos imaginamos y claro, el mejor quizás un poco de tierra. Aún así, la tapicería no será cosa sencilla para poder limpiar. Es uno de los ejemplos gráficos de un muy mal día.