Quantcast

Cómo saber si tienes miopía sin ir al oftalmólogo

Entre los defectos de refracción visual más comunes que existen está la miopía. Esto se produce cuando los ojos enfocan las imágenes por delante de la retina en lugar de hacerlo sobre ella. Normalmente, este tipo de “trastorno” afecta a miles de personas y, dependiendo de cuál sea el caso, pueden convivir con ella hasta que sea demasiado tarde y necesiten algún tipo de intervención quirúrgica y/o lentes especiales.

En este artículo hablaremos sobre cuáles son los síntomas más frecuentes de esta condición y cómo puedes saber si la padeces sin la necesidad de recurrir al oftalmólogo.

Miopía: las ventajas de operarse

Miopía: las ventajas de operarse

Para la mayoría de los pacientes, el someterse a una operación puede solucionar muchas dificultades. Entre las principales ventajas que aporta este tipo de intervención están: se eliminan todos los síntomas que existían (visión borrosa, migrañas, fatiga…), estéticamente la persona ya no tiene que llevar gafas, por lo que los ojos dejan de verse hundidos, alargo plazo se ahorra dinero en gafas y lentillas, es más cómodo ver bien y aporta más seguridad a la hora de hacer deporte o trabajar.