Quantcast

Govern envía un cuestionario a los colegios para ver si se ajustan al decreto del catalán

La Consejería de Educación de la Generalitat ha enviado la mañana de este martes un documento con instrucciones y un cuestionario asociado a los centros educativos catalanes, para validar que sus proyectos lingüísticos se adapten al nuevo decreto aprobado este lunes, en el día en que termina el plazo de ejecución de la sentencia que fija un 25% de castellano en la educación catalana. Entre las preguntas está si se evita el uso del porcentaje en la enseñanza y uso de las lenguas.

En dicho envío, firmado por el consejero Josep Gonzàlez-Cambray, la Consejería explica a los equipos directivos que si responden positivamente a las siete preguntas del cuestionario durante el mes de junio, con asesoramiento de la Inspección de Educación, su proyecto lingüístico quedará validado a efectos de la normativa vigente.

En caso contrario –si se responde que no a una o más preguntas– los centros dispondrán del próximo curso para modificar el proyecto lingüístico, que requiere aprobación del consejo escolar de centro o de la titularidad del centro, en el caso de los concertados.

Asimismo Gonzàlez-Cambray les asegura a los directores que “el departamento de Educación asume la responsabilidad sobre la legalidad de los proyectos lingüísticos que valida” y añade que la inspección educativa debe hacer un seguimiento de su aplicación.

CUESTIONARIO

El cuestionario pregunta si el proyecto lingüístico “evita el uso de porcentajes” en la enseñanza y uso de las lenguas, y si prevé que el catalán es la lengua normalmente usada como lengua vehicular y de aprendizaje, y la lengua de uso normal en la acogida de alumnado recién llegado.

También interroga sobre si el proyecto contempla el uso curricular y educativo tanto del catalán como del castellano, y si incorpora “criterios exclusivamente pedagógicos y desde un abordaje global, integrador y de transversalidad curricular” para determinar la presencia y el tratamiento de las lenguas.

Educación también pregunta si el proyecto tiene en cuenta la diagnosis de la realidad sociolingüística del centro y si recoge los resultados de las pruebas y evaluaciones periódicas, tanto internas como externas.

EXPLICACIONES DE CAMBRAY

Gonzàlez-Cambray, en la carta adjunta a las instrucciones, resume las distintas actuaciones que están emprendiendo el Govern y los partidos políticos sobre la cuestión lingüística, como el antes mencionado decreto, la proposición de ley para reconocer el catalán como vehicular, y otro decreto que prepara la Consejería para desarrollar el régimen lingüístico del sistema educativo.

También afirma que hay que tener presentes estudios y encuestas “que aportan evidencias de un retroceso significativo del uso y la presencia de la lengua catalana en el ámbito educativo”, tras los que se está desplegando un plan de impulso del catalán en la educación.