Quantcast

Lugares poco comunes que deberías conocer si viajas a Estados Unidos

No hay casi ningún otro país en el mundo que pueda compararse con los Estados Unidos de América en términos de tamaño y número de atracciones naturales, culturales y turísticas.

Aunque tod el mundo conoce sitios emblemáticos como la Estatua de la Libertad, Las Vegas y el Golden Gate, en Estados Unidos hay mucho más para ver y hacer. Así es, todavía hay gemas ocultas y lugares fuera de lo común que también merecen tu atención.

Si ya tienes tu permiso ESTA o tu visa B1/B2 y todo lo demás preparado para tu próximo viaje a los Estados Unidos, presta atención a nuestro artículo y considera añadir estos sitios a tu itinerario.

La Autopista Blue Ridge en Virginia y Carolina del Norte

Hacer un viaje por carretera a través de los Estados Unidos está en la lista de deseos de muchos viajeros, y es la manera perfecta de disfrutar de todo lo que el país tiene para ofrecer. Al moverte por carretera, tendrás la oportunidad de ver y conocer lugares increíbles.

Aunque mucha gente ha oído hablar de la Ruta 66, hay otra fantástica autopista All-American para añadir a tu itinerario: la Blue Ridge Parkway.

El camino panorámico tiene casi 760 kilómetros de largo y serpentea a través de la columna vertebral de Blue Ridge, una cadena montañosa que forma parte de las Montañas Apalaches.

No hay duda de que Blue Ridge es una de las cadenas montañosas más hermosas de los Estados Unidos, especialmente porque pasa por dos parques nacionales importantes: el Parque Nacional Shenandoah y el Parque Nacional Great Smoky Mountains. Si amas la naturaleza, asegúrate de parar en estos parques.

Hay áreas de servicio y miradores a lo largo de todo el camino para que los viajeros puedan detenerse y disfrutar de las pintorescas vistas. Si tienes hambre, hay muchos restaurantes pegados a la carretera con deliciosos platos típicos y caseros.

La autopista Blue Ridge te cautivará con sus vistas durante todo el trayecto y te hará vivir una experiencia inolvidable mientras viajas por los EE. UU.

Jardines Mágicos de Filadelfia en Pensilvania

En el centro de Filadelfia, hay un lugar único e inusual que solo conocen los lugareños: los Jardines Mágicos.

Poner un pie en este moderno y artístico sitio te hará transportarte a un lugar repleto de color y belleza. Los pisos y las paredes están cubiertos con varias piezas de azulejos y mosaicos, así como otros objetos de técnica mixta como porcelana, metal, madera, etc.

Los “jardines” se extienden a lo largo de 250 metros, y hay tanto una galería de arte interior como un laberinto al aire libre completo con entradas arqueadas, grutas y terrazas.

Este proyecto de arte gigante fue concebido originalmente por el visionario artista Isaiah Zagar, quien se mudó a Filadelfia a finales de la década de 1960 y comenzó a crear espacios de arte público y varios murales. Los Magic Gardens fueron fundados en 1994 y, después de casi 14 años, el jardín se abrieron al público en el año 2008.

Los Jardines Mágicos son una excelente parada en cualquier itinerario, ya que están ubicados en el corazón de Filadelfia y abren de miércoles a lunes (los martes cierran).

El Museo del Neón en Las Vegas, Nevada

No es ningún secreto que Las Vegas es conocida como “la ciudad de las luces” y “la ciudad que nunca duerme”, ya sea que eso signifique llamativos casinos, cafeterías y restaurantes de moda, clubes nocturnos abiertos 24/7, etc. De hecho, en Las Vegas parece que las luces de neón iluminen cada rincón de la ciudad.

Los letreros de neón han arraigado completamente en la historia y la arquitectura de Las Vegas. Tanto que incluso hay un museo dedicado a los letreros retro de neón, las luces de los casinos, etc.

El museo fue fundado en 1996 por un puñado de entusiastas de la compañía Young Electric Sign, que a día de hoy sigue teniendo vallas publicitarias iluminadas en todo Estados Unidos.

El Museo del Neón tiene alrededor de 250 letreros diferentes, repartidos en 9.000 m², y el área es tan grande que los visitantes deben realizar una visita guiada. El recorrido dura aproximadamente una hora y el guía habla sobre los distintos tipos de luces del museo, dónde se usaron y otros datos curiosos.

Es mejor visitar el museo por la mañana (antes de que haga calor) o después del anochecer, cuando los letreros se iluminan y crean una impactante atmósfera en todo el museo.

Leavenworth, Washington

Otro lugar verdaderamente único es el pequeño y acogedor pueblo de Leavenworth, en el estado de Washington.

Lo más destacado de esta ciudad es que está completamente decorada en un estilo bávaro, desde la arquitectura de estilo Tudor hasta las cervecerías, e incluso está rodeada de montañas. Al caminar por las calles de Leavenworth, los viajeros se sentirán como si estuvieran en los Alpes en lugar de en los Estados Unidos.

Si te gusta disfrutar de la gastronomía, las atracciones culturales, las rutas por la naturaleza, esta ciudad es perfecta para ti.

Además, Leavenworth celebra constantemente festivales (como la famosa Oktoberfest), así como eventos culturales durante todo el año. La ciudad también está cerca de las principales estaciones de esquí, como Leavenworth Ski Hill.

No te olvides de dar un paseo por Front Street Park mientras disfrutas de las vistas de las montañas circundantes, o visita la cercana granja de ciervos para vivir una experiencia increíble.