Quantcast

PP, Vox y Cs ayudan a salvar la Ley de Seguridad Nacional en el Congreso

El Congreso ha rechazado este jueves las enmiendas a la totalidad presentadas por ERC y Junts contra el proyecto de ley de reforma de la Ley de Seguridad Nacional; aunque PP, Vox y Ciudadanos han avisado al Gobierno de que no cuenta con un “cheque en blanco” para su aprobación, pese a haber contribuido a salvar este primer escollo.

El ministro de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, ha sido el encargado de defender la reforma legislativa ante el Pleno del Congreso y ha pedido el consenso de todos los partidos para mejorar los mecanismos que permitan hacer frente a crisis y emergencias, incorporando las “lecciones aprendidas” de la pandemia.

Según ha explicado, la modificación incorpora siete nuevos artículos a la Ley de Seguridad Nacional del año 2015 para regular la contribución de recursos en caso de crisis y crear una reserva estratégica que permita al Estado hacer frente a emergencias como la del Covid-19. “No se trata de contar con un instrumento por si llega otra crisis, sino para cuando llegue otra crisis que seguro que vendrá”, ha avisado.

Además, se ha adelantado a las críticas por invasión de competencias y ha reivindicado que la norma prevé la participación de las comunidades autónomas en todos los procesos. Lejos de haber “menoscabo” de competencias autonómicas, ha sostenido que incluso “se refuerzan” en materia de contribución de recursos.

CRÍTICAS DE LOS INDEPENDENTISTAS

Estos argumentos no han convencido a ERC, que ha defendido su propia ley, ni a Junts, que pedía la devolución del proyecto. “Es una ley más que fulmina competencias“, ha reprochado al Gobierno la portavoz de Junts, Miriam Nogueras, que además ha acusado al PSOE de “preparar el camino” para que un futuro Gobierno de PP y Vox pueda “rematar lo que queda en pie de libertades y derechos fundamentales”.

Nogueras cree que uno de los “principales” objetivos del Gobierno es “neutralizar y eliminar” el movimiento independentista. “Ustedes no nos están persiguiendo y espiando por lo que hacemos, nos están persiguiendo o espiando por lo que pensamos”, ha reprochado.

También Dolors Bassa, de ERC, ha tildado de “represiva” la propuesta del Ejecutivo y ha culpado a los socialistas de “comprar el marco ideológico” a PP y Vox. “En lugar derogar ley de seguridad nacional del PP, la legitiman y dan una vuelta de tuerca más“, ha avisado sobre un concepto de seguridad “basado en un estado policial y represivo” frente a su propuesta de “bienestar social y derechos civiles”.

Estas enmiendas a la totalidad han contado con el voto en contra de PP, Vox y Ciudadanos, que sin embargo no han escatimado en críticas al Gobierno. “Esto no es un cheque en blanco, cojan la mano del PP y negociemos artículo por artículo”, ha pedido el diputado popular’ José Antonio Callejas.

Callejas ha criticado las atribuciones que la norma otorga al presidente del Gobierno y ha aprovechado además para reprochar al Ejecutivo la destitución de la directora del CNI, Paz Esteban, por “exigencia” de los independentistas.

También en este sentido, el diputado de Vox Javier Ortega Smith ha avisado al Gobierno de que no puede “ponerse en manos” de quienes “han demostrado la deslealtad más absoluta a los intereses del Estado”.

El dirigente de Vox ha aprovechado así para trasladar un mensaje a los partidos independentistas: “Cuando Vox llegue al Gobierno no les vamos a espiar, les vamos a investigar, aportaremos las pruebas necesarias a los jueces, les sentaremos en el banquillo y haremos todo lo necesario para ilegalizarles porque el Estado no tiene que soportar quintacolumnistas que dentro de las instituciones permanentemente quieren derogar la Constitución, vulnerar los derechos y libertades y destrozar la nación“.

Esto no significa que Vox vaya a apoyar la Ley de Seguridad del Gobierno, ha avisado. “Cuando llegue el momento, nos opondremos a que siga teniendo más prerrogativas legales y capacidad de actuación un Gobierno que si algo hecho ha sido poner en riesgo la seguridad nacional“, ha dejado claro.

También el diputado de Ciudadanos Miguel Gutiérrez ha lamentado un debate de esta altura tras el “sainete” de las últimas semanas sobre seguridad nacional y el ‘caso Pegasus’. “¿Cree que alguien con mínimo sentido de Estado va a aprobar un proyecto de ley que pone en manos de los enemigos del Estado los secretos del Estado?“, ha avisado.

PODEMOS: DEBATIR SOBRE EL MODELO DE SEGURIDAD

Sí que ha defendido el proyecto el diputado de Unidas Podemos Ismael Cortés, quien ha apuntado a los independentistas que no es conveniente “atomizar” la seguridad cuando los riesgos y desafíos “son comunes” y ha subrayado la necesidad de poner todos los recursos políticos, económicos y estratégicos en común para garantizar la seguridad humana.

En cualquier caso, cree que el ‘caso Pegasus’ ha “redimensionado” el debate por la posible vulneración de derechos y ha insistido en la necesidad de una comisión de investigación. “Para seguir profundizando en el debate parlamentario sobre el modelo de seguridad, votaremos en contra de enmienda a la totalidad y facilitaremos tramitación del proyecto de ley”, ha justificado.

Hoy estamos aquí para defender los derechos de los ciudadanos. Hoy toca hablar de lo que importa a la gente, de las acciones que tenemos que acometer cuando toca protegerles. Necesitamos encontrar el punto que nos permita volver al cauce de los importante y no lo que marque la actualidad como urgente“, ha reivindicado la diputada socialista Sonia Ferrer.