Quantcast

Las sillas de diseño más emblemáticas de la historia

A diferencia de lo que sucede con otros muebles, la silla es un elemento tradicional que ha sido reversionado, modificado y que ha vivido grandes experimentos a lo largo de la historia. No solamente se la puede entender como un mueble de utilidad, sino también como una pieza de diseño que ha ido acompañando los diferentes momentos históricos y que ha sido objeto de renovaciones, de cambios y de inspiración artística. Por eso, a continuación, queremos hablar de las sillas de diseño y de algunas de las más emblemáticas de la historia.

El diseño y la historia en las sillas

Hace un tiempo atrás, la silla era vista como un elemento puramente funcional. Sin embargo, a lo largo de las últimas décadas, ha comenzado a ser reivindicada como una parte del mundo artístico y del diseño. Una de las claves en esta reivindicación tuvo que ver con la publicación del libro “Chair: 500 Designs That Matter”, que logró poner a las sillas en el sitio que merecen dentro del arte. Desde sillas de madera hasta sillas tapizadas, con formas más convencionales o con formas distintas a todo lo visto anteriormente, a continuación, vamos a habar de algunos de los diseños más icónicos de la historia en lo que a sillas refiere:

The Red Blue Chair

Esta silla fue diseñada en 1918 por Gerrit Rietveld. Inspirada por Mondrian, la silla fue pintada de los colores que le dan el famoso nombre y ofrece un diseño moderno y cómodo a la vez.

La Ant Chair

En segundo lugar, vamos a hablar de una silla que es conocida como “la hormiga” y que se destaca particularmente por ser una silla de madera laminada con una forma que la hace parecer una hormiga levantada. Pertenece a los años 50 y es considerada como uno de los diseños más famosos e icónicos de Arné Jacobsen.

La silla Butterfly

De diseño argentino y conocida en sus comienzos como BKF, la silla ahora nombrada como Butterfly es de 1937 y sus diseñadores fueron Bonet, Ferrari y Kurchan. Es una silla que se ha producido en distintos materiales como son el cuero, el artek y el knoll.

La silla Cesca

Diseñada en 1928 por parte de Marcel Breuer y editada luego con el paso de los años por Knoll, esta silla se destaca por unir la artesanía tradicional en el respaldo con el asiento de rejilla trenzada. Pero, a su vez, incorpora también una estructura de acero tubular que ha generado una gran revolución en lo que respecta a las sillas que se diseñaban en aquel entonces.

La silla DSW

Finalmente, debemos hablar de otra de las sillas icónicas a lo largo especialmente del siglo XX y que fue creada en 1950 por parte de Charles & Ray Eames. Conocida como Dining Height Side Chair Wood Base, esta silla combina el plástico y la madera, generando un diseño clásico que ha logrado trascender a su época y convertirse en uno de los diseños más populares de la historia, utilizándose en la actualidad.